Actualidad

Iglesias abre la consulta a las bases de Podemos para reforzar sus exigencias ante Sánchez

Podemos da así la voz a los inscritos para forzar al presidente a transigir con la coalición en el tramo final de las conversaciones

El líder del partido morado da así la voz a los inscritos para tratar de forzar al presidente a transigir con la coalición en el tramo final de las conversaciones.

Publicidad

La dirección de Podemos ha decidido activar hoy mismo la consulta a sus bases para que sean los inscritos de la formación morada los que fijen la posición de voto que deben tener los 42 diputados de este grupo en la sesión de investidura que arranca el próximo día 22. De esta forma, Pablo Iglesias da la voz a sus simpatizantes con el objetivo de apuntalar sus exigencias y tratar de forzar al presidente en funciones a transigir con el Gobierno de coalición en el tramo final de las conversaciones. Está previsto que la consulta se active a lo largo del día de hoy y pueda votarse hasta el próximo jueves a las 11 de la mañana con el objetivo de que la dirección de Podemos pueda evaluar los resultados durante el fin de semana previo a la sesión de investidura.

Publicidad

La pregunta a la que deben responder los simpatizantes del partido de Pablo Iglesias es la siguiente: “¿Cómo deben votar las diputadas y los diputados de Podemos en las sesiones de investidura de la XIII Legislatura?”. Y hay dos respuestas posibles:

Publicidad

1.- Para hacer presidente a Pedro Sánchez es necesario llegar a un acuerdo integral de Gobierno de coalición, programático y de equipos, sin vetos, donde las fuerzas de coalición tengan una representación razonablemente proporcional a sus votos.

2.- Para hacer presidente a Pedro Sánchez, ya sea mediante el voto a favor o la abstención, basta con la propuesta del PSOE, es decir, un Gobierno diseñado únicamente por el PSOE, colaboración en niveles administrativos subordinados al Gobierno y acuerdo programático.

Publicidad

Estas dos opciones, que la dirección de Podemos define como “claras, transparente y honestas”, representan a día de hoy las posturas que defienden el PSOE y Podemos. La primera avala lo que defiende Podemos y se concreta en la conformación de una coalición entre ambas formaciones, en la que el reparto de los ministerios sea proporcional al reparto de escaños y en la que no existan vetos por parte de Moncloa a los nombres que Podemos designe para ocupar esas carteras. La segunda respuesta representa lo que propone el PSOE y Sánchez: un Ejecutivo monocolor sin presencia de miembros de Podemos en el Consejo de Ministros y con un acuerdo de programa.

Esta convocatoria de la consulta a falta de diez días de la investidura supone un cambio de rumbo sobre la previsión inicial de Podemos de aproximar lo máximo posible la consulta a la votación en el Congreso con el fin de “dar tiempo a la negociación”. Sin embargo, la formulación de las respuestas permitirá a Iglesias llevar la negociación hasta incluso después de conocer el dictamen de los inscritos y, ante un más que probable apoyo abrumador a la tesis de la coalición, forzar a Sánchez a pactar el Ejecutivo compartido.