Insultan, zarandean y escupen a los populares vascos al plantar cara en un homenaje a la ex jefa de ETA

La secretaria general, del PP vasco, Amaya Fernández, junto a un grupo de miembros del partido entre los que también se encontraba Carlos García y la presidenta del PP de Vizcaya, Raquel González, han plantado cara en Bilbao a los abertzales que homenajeaban con cohetes y en un ambiente festivo a la ex jefa de ETA, Itziar Plaza, en libertad provisional.

Fernández y el resto de populares vascos se presentaron en el homenaje y sacaron unos carteles donde recordaban que los terroristas "no son héroes, son asesinos” a lo que ellos respondieron coreando "no son terroristas, son soldados", en euskera.

Se vivieron momentos de tensión cuando los proetarras, se enfrentaron a los populares vascos arrancándoles los carteles de las manos, les llamaron "hijos de puta", "fascistas"y "ratas", además de escupirles y zarandearles.

La secretaria general del PP vasco aseguró que habían ido a concienciar de la "barbaridad"que supone homenajear a los terroristas. "Estamos aquí para plantar cara a la desvergüenza", ante la "inacción"que hay ante este tipo de reconocimientos a los etarras. "Esto lo que hace es intoxicar el corazón de la nuevas generaciones y entorpecer la convivencia". Asimismo recordó que los populares apuestan por un País Vasco en el que "nuestras plazas y pueblos no rindan homenaje a los terroristas".

La exjefa de logística militar de ETA Itziar Plaza, estaba presa en la cárcel de Estremera, en Madrid, había sido condenada en Francia a sendas penas de doce años y 18 meses de prisión --que fueron fusionadas-. Fue puesta en libertad provisional, según informó la Asociación de familiares de presos de ETA, Etxerat.

Plaza fue arrestada junto a Asier Borrero e Iurgi Garitagoitia cuando salían del McDonald's y se dirigían al coche que habían aparcado un rato antes en las inmediaciones, un vehículo robado con las matrículas dobladas.

Según el Ministerio del Interior, la etarra tenía un puesto destacado en la cúpula de la banda terrorista, después de que fueran detenidos desde noviembre de 2008 los tres jefes sucesivos del aparato militar: Garaikotz Aspiazu, 'Txeroki', Aitzol Iriondo y Jurdan Martitegi.