La AVT denuncia al Colegio de Médicos a los forenses que examinaron a Bolinaga

Imagen del pasado mes de agosto del etarra Iosu Uribetxeberria Bolinaga
Imagen del pasado mes de agosto del etarra Iosu Uribetxeberria Bolinaga

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha denunciado hoy ante el Colegio Oficial de Médicos a los forenses de la Audiencia Nacional que elaboraron el último informe del estado de salud de Iosu Uribetxeberria Bolinaga, en libertad condicional enfermo de cáncer.

La salud del etarra Iosu Uribetxeberria Bolinaga –en libertad desde el pasado agosto por razones humanitarias por el cáncer que padece– sigue siendo motivo de controversia. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha denunciado ante la comisión deontológica del Colegio de Médicos de Madrid a los dos forenses de la Audiencia Nacional que firmaron el último informe médico a instancias del juez central de Vigilancia Penitenciaria José Luis Castro. La agrupación de víctimas se queja de que en ese documento del pasado octubre ambos facultativos (Vidal Santos y Leonor Ladrón de Guevara) hacen referencia a «un empeoramiento objetivo del enfermo pero no indican dato alguno para llegar a esta conclusión, más aún si haber realizado exploración alguna al etarra».

La AVT coincide así con la posición de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que censuró de forma rotunda ese informe y criticó que los forenses del Instituto de Medicina Legal se limitaron a presenciar, con el consentimiento de Bolinaga (condenado por el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara), el reconocimiento médico rutinario al que se sometió en el hospital Donostia de San Sebastián. La asociación que preside Ángeles Pedraza denuncia que «no practicaron la exploración acordada por el juzgado, incumpliendo la orden judicial» y se pregunta por qué el juez «no ha movido un dedo».

Los forenses concluían que su fallecimiento no era previsible «en los próximos tres o cuatro meses» y que su esperanza de vida «se mantiene en similares términos». La AVT se pregunta si los dos facultativos «ratifican el pronóstico de siete meses y 29 días de esperanza de vida para Bolinaga emitido por el hospital Donostia hace ya más de 15 meses».

«¿Por qué tanto interés en mantener a este asesino en libertad pese a las evidencias que muestran que podía ser perfectamente tratado en prisión?». La Fiscalía reclamó sin éxito a Castro el pasado 12 de noviembre que ordenase un nuevo informe médico sobre Bolinaga dado que, según el fiscal Pedro Rubira, el último realizado al etarra es ambiguo, impreciso e insuficiente.