La izquierda abertzale acosa e insulta al alcalde de Pamplona

La corporación municipal fue recibida con gritos de «fuera UPN», «hijo de puta» o «fascistas».

La corporación municipal fue recibida con gritos de «fuera UPN», «hijo de puta» o «fascistas».

Durante la procesión de San Fermín, la corporación municipal fue recibida ayer a la altura de la calle Curia con gritos, silbidos e insultos contra UPN por parte de una multitud.

El suceso se produjo durante el retorno de la procesión en el que la corporación municipal acompaña al Cabildo catedralicio hasta la Catedral de Pamplona. A su paso por la calle Curia varias personas gritaron «UPN kanpora» («Fuera UPN»), además de insultos como «hijo de puta» o «fascistas», informa Ep.

Agentes de la Policía Municipal tuvieron que hacer un cordón en algunos tramos para separar a los participantes del desfile de las personas que les increpaban, lo que provocó empujones y algún momento de tensión.

Posteriormente, en declaraciones a los medios de comunicación, el alcalde, Enrique Maya, criticó que «los intransigentes de siempre son los que intentan, a base de intimidar, acosas, insultar y si pueden pegar, cambiar las reglas del juego que han decidido los ciudadanos». A pesar de los incidentes, Maya destacó que no pasó miedo en ningún momento porque «estamos perfectamente protegidos por una excelente Policía Municipal». «Nos hemos sentido, dentro de la gravedad de la situación, que no es nada agradable, perfectamente protegidos», remarcó.

Estos incidentes se producen después de que este sábado, durante el chupinazo, se produjera un forcejeo en el interior del Ayuntamiento de Pamplona entre concejales de EH Bildu y Geroa Bai con la Policía Municipal, al intentar estos ediles desplegar una ikurriña en la fachada.

Preguntado sobre si le preocupa que estos sucesos se repitan a lo largo de los Sanfermines, el alcalde de Pamplona contestó que «nosotros no somos, será Asiron y Bildu los que tendrán que cambiar el chip». «Nosotros actuamos con toda normalidad, defendemos la fiesta, defendemos que se cumpla la Ley de Símbolos, y que nuestras tradiciones perduren», subrayó. «Siempre estaremos ahí, los que tienen que cambiar son ellos», concluyó.

Por su parte, EH Bildu estudiará denunciar en el juzgado el incidente ocurrido en el chupinazo cuando una de sus concejalas, Maider Beloki, intentó exhibir una ikurriña en el balcón del consistorio. Beloki fue examinada ayer en un centro hospitalario, del que salió con un parte de lesiones que la formación abertzale estudiará enviar al juzgado con una denuncia, si bien su compañero de EH Bildu y ex alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, emplazó al final de los Sanfermines, durante los cuales su formación va a utilizar, dijo, «un discurso de tranquilidad».