La pregunta "fake"de Tezanos sobre un requisito que no existe

Planteó una reforma de la Carta Magna para que la investidura no requiera mayoría absoluta.

Extracto del barómetro del CIS en el que se recoge la pregunta sobre la necesidad de reformar la Constitución para eliminar «el requisito» de la mayoría absoluta
Extracto del barómetro del CIS en el que se recoge la pregunta sobre la necesidad de reformar la Constitución para eliminar «el requisito» de la mayoría absoluta

Planteó una reforma de la Carta Magna para que la investidura no requiera mayoría absoluta.

Más allá de su nivel de acierto o de su fiabilidad para predecir el comportamiento electoral de los españoles, el CIS de José Félix Tezanos se ha convertido en los últimos meses en un objeto de debate en sí mismo. En una categoría con entidad propia dentro de la política española que, en cada oleada, renueva su cita con la polémica. En el barómetro publicado este miércoles, las principales críticas se han dirigido a los datos de recuerdo de voto –con una notable sobrerrepresentación de los simpatizantes socialistas–, al cambio de método que ha redundado en una estimación superior de los votos a Pedro Sánchez y a una cifra de abstención tan baja, del 9,7%, que nunca antes se ha registrado en nuestro país.

A todo ello se suma la formulación de una pregunta singular. Es la número 37 del barómetro: «¿Cree usted que habría que reformar la Constitución española, para prescindir del requisito de la mayoría absoluta, para elegir el presidente del Gobierno en el Parlamento español?». El 43,7% de los encuestados creen que sí habría que eliminar ese requisito de la Carta Magna. Un 31% dice que no. No importa tanto el resultado como el contexto político en el que se realiza esta pregunta y, especialmente, la grave contradicción en la que incurre su formulación respecto al ordenamiento jurídico español.

Fundamentalmente porque ese requisito no existe como tal. Los candidatos a la Presidencia del Gobierno pueden ser investidos con mayoría absoluta en el Congreso, si rebasan el umbral de apoyo de 176 escaños, pero también es posible que accedan a La Moncloa con mayoría simple. Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zaparo se convirtieron en presidentes sin llegar cumplir con ese requisito de la mayoría absoluta. Zapatero, en 2011, sumó 169 apoyos. Rajoy, en 2016, logró 170. Todo parece indicar que Sánchez se unirá a esta lista en el caso de que logre tejer los apoyos necesarios.

En el enunciado de esta pregunta «fake», el CIS de Tezanos plantea la necesidad de reformar la Constitución para «prescindir del requisito de la mayoría absoluta, para elegir el presidente del Gobierno en el Parlamento español». La Carta Magna, sin embargo, no contempla esta cuestión como un requisito imprescindible para ser investido. Únicamente es necesaria esa mayoría de 176 diputados en primera vuelta. Lo describe el punto 3 del artículo 99: «Si el Congreso de los Diputados, por el voto de la mayoría absoluta de sus miembros, otorgare su confianza a dicho candidato, el Rey le nombrará Presidente». A continuación, ese mismo artículo desmiente el escenario planteado por Tezanos en la pregunta, al no ser necesaria ninguna reforma para prescindir del requisito de la mayoría absoluta para que prospere una investidura: «De no alcanzarse dicha mayoría, se someterá la misma propuesta a nueva votación cuarenta y ocho horas después de la anterior, y la confianza se entenderá otorgada si obtuviere la mayoría simple».

Al margen de esta cuestión, llama especialmente la atención la inclusión de esta pregunta en un momento en el que parece que Sánchez no está en condiciones de poder llegar a una sesión de investidura con una cifra de apoyos cercana a la cifra de los 176 diputados. De hecho, hasta la fecha, el candidato del PSOE sólo ha sumado un diputado a los 123 de la bancada socialista, el del PRC. El PNV (con 6 escaños) parece, a día de hoy, el grupo con más opciones de apoyar la investidura de Sánchez. ERC y Bildu, por su parte, han dejado abierta la puerta en las últimas semanas a abstenerse para evitar que el país se vea conducido a unas nuevas elecciones en las que el centro derecha pueda obtener un mejor resultado que el 28-A. En este contexto, sólo un acuerdo entre PSOE y Podemos podría acercar a Sánchez a repetir como presidente.