Política

La verdad es la verdad

La Razón
La RazónLa Razón

El Debate del Estado de la Nación de Rajoy empieza con una descripción de 2011: «Se cerraban empresas sin interrupción, desaparecían inversiones, no existían siquiera perspectivas de crecimiento y tres mil doscientas personas perdían su empleo cada día (encuesta de población activa del cuarto trimestre de ese año)... la caja estaba vacía... escalada de la prima de riesgo... candidatos para salir del euro...». ¿Mentira? Ni siquiera se puede tachar de exageración. Tres años después, el Gobierno anuncia un crecimiento del 2,4% del PIB para 2015, un consumo que subirá el 3% y la inversión del 7%. En los dos últimos años de legislatura prevé crear 1.000.000 de empleos, 400.000 fueron creados en 2014 ¿Mentira? La oposición tacha el mensaje de exagerado, pero los analistas lo consideramos moderado (propio de Rajoy). Todo, como él defiende, pagando pensiones (que han subido muy poco, pero con inflación negativa el último año), desempleo, manteniendo la Sanidad universal, y con una balanza de pagos positiva. La economía española es competitiva. Verdad es que las administraciones están endeudadas en casi el 100% del PIB. ¿Se podría haber hecho sin deuda? Afortunadamente, el endeudamiento exterior era bajo a principio de legislatura y se pudo pedir crédito. En medio, el BCE ayudó, bajó la prima de riesgo, se redujo el servicio de la deuda y la baja de precios del petróleo redujo costes. ¿Suerte? En parte sí y en otra parte se debe a estar en posición de aprovecharse de ello. Rajoy ha dado un giro a la economía española. Es indudable. Aún hay mucho paro, también es verdad, pero ¿qué otra política hubiera evitado el rescate? Se le puede criticar pero la verdad es la verdad, la diga Agamenón o su Barquero.

* Profesor del IESE