Los alcaldes se suben el sueldo... hasta un 160%

Si bien, es verdad que algunos consistorios llevaban desde la crisis sin aprobar subidas, la decisión no está exenta de polémica

Varias manos sujetan una urna, similar a las utilizadas en las elecciones municipales
Varias manos sujetan una urna, similar a las utilizadas en las elecciones municipales

Hace tres semanas que se constituyeron la gran mayoría de los más de 8.000 Ayuntamientos españoles que resultaron tras las elecciones municipales del 26 de mayo. Algunos de los nuevos alcaldes o regidores que revalidaron su bastón de mando han adoptado, entre sus primeras medidas, la de subirse el salario y el de su equipo. Si bien, es verdad, que algunos consistorios llevaban años sin experimentar incrementos, la decisión no está exenta de polémica, ya que en algunos casos el alza alcanza el 160% más en comparación con la Legislatura anterior. Estas decisiones revelan que se nota cierta mejora salarial que no se vivió en el 2011, en plena crisis, o en el 2015, cuando irrumpieron en escena otras formaciones políticas como Podemos.

En la actualidad, no existe ninguna ley que regule los salarios de los alcaldes aunque si hay una norma que delimita lo que pueden percibir como máximo. Se trata de la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, y promulgada en base al artículo 135 de la CE que establece que todas las administraciones adecuarán sus actuaciones al principio de estabilidad presupuestaria. Es por ello que la mencionada ley recoge en su artículo 75 bis sobre el régimen retributivo de los miembros de las Corporaciones Locales que los alcaldes de más de 500.000 habitantes percibirán como máximo lo mismo que el secretario de Estado. Del resto de Ayuntamientos no menciona nada respecto a los salarios, de ahí que muchos de ellos, estrenen cargo con un aumento de sueldo, siempre y cuando se ajuste a la Ley.

Es el caso del alcalde popular José María Pérez del alicantino municipio Pilar de la Horadada que decidió aumentar su retribución hasta los 51.800 euros anuales frente a los 19.959 de su antecesor el socialista, Igancio Ramos. Se trata de un incremento del 160%, que ha sido duramente criticado por el portavoz de Ciudadanos, Roberto Carrasco que ha cifrado en un 100% de coste para las arcas municipales.

Otra de las grandes subidas ha sido la protagonizada por el alcalde de Pollensa, en Mallorca, con un 44% de incremento respecto al la Legislatura anterior. En concreto, el regidor Tomeu Cifre Ochogavía -Tots per Pollença- pasará a cobrar 53.000 euros brutos anuales cuando en la anterior Legislatura, el regidor percibía 37.750 euros al año.

Uno de los primeros en subirse el salario fue el alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas que en uno de sus primeros plenos acordó la modificación de las bases de las retribuciones, que según el consistorio no se habían tocado “desde 1991”. Según el expediente 880/19 que incluye la nueva tabla de salarios, la subida entró en vigor el pasado 1 de julio, fecha a partir de la cual el regidor cobrará 84.454,36 frente a los 61.003 que cobraba anteriormente.

También en Andalucía, el alcalde socialista Gabriel Cruz aprobó un incremento salarial del 14,5%, pasando a ser su sueldo de 70.000 euros anuales frente a los 61.103 euros del anterior mandato, que se lo redujo un 10% respecto a su antecesor, Pedro Rodríguez. En Málaga, la mejora salarial será de un 20%, según el acuerdo adoptado por unanimidad. En su caso, también justifican la subida para “compensar las sucesivas reducciones de años anteriores”.

Del sur al norte del país, los incrementos se repiten en toda la geografía, independientemente del color que gobierne. Así, en la asturiana ciudad de Gijón, la regidora Ana González se apuntó un incremento de 2.000 euros respecto a su antecesora, pasando de los 65.000 a los 67.000 euros anuales, es decir, un poco más del 3%. En la vecina Galicia, la socialista Inés Rey también arrancó el curso escolar anunciando un incremento salarial previsto en 69.218 euros. La cifra supondría casi 30.000 euros más que lo que cobraba su antecesor Xulio Ferreiro, (Marea Atlántica) pero solo 7.000 euros por debajo de lo que ganaba el popular Carlos Negreira.

En Madrid, también hay regidores que han aprovechado el inicio del curso para actualizar sus nóminas al alza como el alcalde de Boadilla del Monte, que aprobó a finales de junio las nuevas retribuciones. De hecho, el nuevo regidor Javier Úbeda tendrá un salario de 54.100 euros al año. Por su parte el de Sebastián de los Reyes, el socialista Narciso Romero, tras aprobarse en el último Pleno de junio una subida de 1.500 euros más al año, pasará a cobrar 68.600 euros.

Por último, el tripartito de las Palmas de Gran Canaria, liderado por el PSOE y con el respaldo de Podemos, tardó solo quince segundos en votar un aumento de sueldo del 30%, votación que ha quedado registrada en un vídeo viral y que demuestra que para algunas cosas, si hay acuerdo entre las distintas formaciones.