Política

Los ejes temáticos del Debate

La Razón
La RazónLa Razón

La recuperación económica, la corrupción que acecha a los grandes partidos, el desafío soberanista en Cataluña o la creciente amenaza del terrorismo yihadista serán algunos de los ejes del debate del estado de la nación de la próxima semana, que se vivirá en un marcado clima preelectoral.

Estos son algunos de los asuntos que protagonizarán el debate parlamentario más importante del año, antesala de elecciones andaluzas, municipales, autonómicas, catalanas y generales, informa Enrique Rodríguez de la Rubia/Efe.

Recuperación Económica

Si el año pasado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aventuró que España había cruzado “el cabo de Hornos” de la crisis, el jefe del Ejecutivo intentará este año centrar el debate en la recuperación imparable de la economía y en la caída, mes a mes, de las listas del paro. Ello ha permitido bajar el IRPF a las rentas medias y bajas, y anticipar nuevas bajadas de impuestos en el futuro.

Una visión “triunfalista” de la economía que intentará desactivar la oposición, que denunciará el aumento de la desigualdad social y la alta tasa de desempleo que sigue atenazando a más de cuatro millones y medio de españoles. Los que trabajan lo hacen además con sueldos más bajos, mientras aumenta la precariedad y la desigualdad salarial entre hombres y mujeres.

Balance de la Legislatura

El debate servirá también de trampolín de salida de las próximas citas electorales y, por ende, de balance de los tres años largos de legislatura del PP.

Rajoy recordará dónde estaba España cuando llegó a la Moncloa, al borde del “precipicio” la quiebra y el rescate, y dónde se encuentra ahora en 2015, con una de las tasas de crecimiento más altas de la UE, con una prima de riesgo que es una sexta parte de la que pagaba hace tres años y una financiación a tipos de interés bajos.

En el otro extremo, los grupos de la oposición denunciarán la fragilidad de la recuperación económica, el aumento de la deuda pública hasta niveles de casi el cien por cien del PIB, o los recortes en servicios públicos esenciales, como la sanidad o la educación.

Corrupción

El debate llega en plena efervescencia por el caso de los ERE en Andalucía, que amenaza la continuidad política de los socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñán. También han surgido en los últimos días algunas novedades sobre el caso Bárcenas, con el extravío del sumario relativo al borrado de los discos duros del extesorero del PP, que ha levantado suspicacias en la oposición.

Los consejeros de Caja Madrid que se aprovecharon de las tarjetas opacas y gastaron cientos de miles de euros sin control también están pasando estos días por la Audiencia Nacional.

Rajoy prometió en el pasado debate seguir aprobando medidas contra la corrupción y la regeneración democrática y llega con la promesa cumplida, aunque con escaso apoyo del resto de fuerzas políticas.

Durante este año ha entrado en vigor la Ley de Transparencia y se ha puesto en marcha su portal, al tiempo que se han aprobado en el Congreso dos proyectos de ley contra la corrupción: el de control de la financiación de los partidos políticos y el del ejercicio del alto cargo.

Derechos y libertades

La oposición no dudará en atacar al Gobierno en este flanco. La llamada “Ley Mordaza” y la reforma del Código Penal han enfrentado al Gobierno con el resto de partidos, que consideran que el Ejecutivo trata de cercenar derechos y libertades irrenunciables, como el derecho de huelga o de manifestación.

El Gobierno no comparte estas tesis y cree necesario aplicar sentido común y proporcionalidad a la aplicación de estos derechos.

Aborto

Tras la dimisión del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, “víctima” de su polémica reforma de la ley del aborto, parecía pacificado este asunto que tantos ríos de tinta ha generado en la primera parte de la legislatura. No obstante, el Gobierno ha recuperado el debate trayendo al Congreso, a través de una proposición de ley del PP, una reforma “limitada” de la ley de interrupción del embarazo para introducir el consentimiento paterno en los abortos practicados a las jóvenes menores de edad.

El PP mantiene que se limita a cumplir su programa electoral y que la reforma se queda ahí por la falta de consenso.

La oposición le acusa de hacer una reforma “por la puerta de atrás” y que deja “en la más absoluta indefensión a las mujeres más jóvenes y vulnerables”.

Desafío independentista en Cataluña

El caso Pujol y la atención en las citas electorales más apremiantes, parecen haber aparcado este asunto de las primeras páginas, aunque el desafío independentista en Cataluña sigue ahí, con una convocatoria de elecciones catalanas para el mes de septiembre planteada en clave “plebiscitaria”. A favor o en contra de la independencia.

Se espera que Rajoy vuelva a marcar su “línea roja”: el resto a la ley y al marco constitucional, mientras que los grupos nacionalistas catalanes, en especial ERC, reclamarán al Gobierno central un cambio de rumbo y una apertura a las demandas de la Generalitat.

Terrorismo yihadista

La amenaza del terrorista yihadista, que ha golpeado duramente Europa en los últimos meses, también estará presente en el debate después de la firma del primer pacto de la legislatura entre el Gobierno y el PSOE.

Un acuerdo, criticado en las formas por el resto de partidos, que tampoco cuenta de momento con el apoyo de ningún otro grupo durante su tramitación parlamentaria.

El Gobierno y el PSOE reclamarán unidad política frente a esta lacra, mientras que el resto de partidos les echarán en cara que hayan firmado un “brindis al sol” que se limita a endurecer las penas de cárcel, pero no incluye medidas preventivas efectivas contra este tipo de terrorismo.

Elecciones y partidos emergentes

El último debate del estado de la nación de la X legislatura estará marcado por los sucesivos compromisos electorales y la aparición de fuerzas emergentes que, si se confirman las encuestas, estarán representadas en el nuevo Congreso que salga de las urnas en otoño.

Ciudadanos y Podemos no podrán estar este año en la tribuna del Congreso, aunque seguramente estarán presentes en los mensajes y en los guiños electorales de los actuales portavoces parlamentarios.

Para contrarrestar su ausencia, Pablo Iglesias ya ha organizado para el próximo miércoles un acto-mitin en el que intentará dar la réplica a Rajoy.