Los sindicatos agitan la calle para tapar sus escándalos

UGT y CC OO convocan manifestaciones por toda España para este fin de semana

La Razón
La RazónLa Razón

Apenas 24 horas después de que la Audiencia Nacional abriera diligencias por la presunta financiación irregular de UGT, los sindicatos han ofrecido su respuesta: una perfecta cortina de humo con la que olvidar las presuntas irregularidades en la gestión de los fondos públicos que habría realizado la central sindical que dirige Cándido Méndez. ¿El objetivo? Que se deje de hablar de «los insólitos y verdaderamente descarados» cursos de formación para risoterapia, control de estrés, paquetería creativa y arte floral. O sobre los presuntos delitos de falsedad en documento mercantil, estafa, malversación de caudales públicos, apropiación indebida y delito contra la Hacienda Pública que habría cometido la central sindical que dirige Méndez.

Para ello, CC OO, UGT, la Unión Sindical Obrera (USO) y más de un centenar de organizaciones sociales, profesionales y culturales han convocado manifestaciones en todas las capitales del Estado en el marco del llamamiento de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) para el próximo fin de semana –días 23 y 24– con el objetivo de protestar contra la austeridad y los recortes bajo el lema «Emplea tu fuerza, vamos a cambiar las cosas».

En un comunicado conjunto, las citadas organizaciones llaman a «la participación de la ciudadanía en las diversas movilizaciones para exigir una salida más justa de la crisis en la que se sitúe a las personas en el centro de todas las políticas y en defensa de los derechos sociales y laborales de la ciudadanía, los servicios públicos y las pensiones». Por supuesto, las protestas también criticarán los Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno de Mariano Rajoy para 2014 porque consideran que «no hace sino consolidar y reforzar la austeridad y los recortes».

Ni un reproche habrá, previsiblemente, a la denuncia del sindicato de funcionarios Manos Limpias que asegura que UGT «disfraza como coste asociado unas comisiones que sólo en el año pasado ascendieron a nueve millones de euros». No en vano, el sindicato mayoritario se queda con un 15 por ciento de las subvenciones de esos cursos y el Instituto para la Formación y Estudios Sociales (IFES), con un cuatro por ciento. Unos hechos que según el magistrado de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz «presentan características que hacen presumir la posible existencia de una infracción penal», por lo que procedió el pasado martes a abrir diligencias previas y practicar aquellas que determine «esenciales» para «efectuar tal determinación».

Jornada de reivindicación

El momento elegido para tales protestas no parece ni mucho menos casual. Pero en todo caso, anuncian los sindicatos, «será una jornada de reivindicación y lucha contra una política impuesta por la Unión Europea y respaldada por los distintos gobiernos nacionales, entre ellos el español». Según las asociaciones convocantes, el Ejecutivo «se desentiende del ciudadano, empeora las condiciones de vida de la mayoría de la sociedad española, especialmente de los más desfavorecidos al generar más paro, más pobreza y más desigualdad».