Mas insiste en la consulta: «Es más fácil contar votos que personas»

Emplaza a Rajoy a dirimir el debate en las urnas

La concentración del 12 de octubre eunió en el corazón de Barcelona a  105.000 personas el sábado
La concentración del 12 de octubre eunió en el corazón de Barcelona a 105.000 personas el sábado

Artur Mas, Esquerra, el PSC, Unió, ICV, todos coinciden en que el gesto que tuvieron el PP y Ciutadans de salir a la calle el Día de la Hispanidad para defender la unidad de España les empuja a querer una consulta para cuantificar en las urnas cuán grande es la «mayoría silenciosa». El president de la Generalitat defendió que la mejor formar de zanjar el debate de las cifras de participantes –que si el 12 de octubre en plaza Cataluña había 105.000 personas, como dice la Delegación del Gobierno o 30.000, como defiende la Guardia Urbana– es celebrar una consulta en la que los catalanes puedan expresar si quieren o no un Estado propio. Mas emplazó al Estado a que permita la convocatoria de una consulta para que este debate se dirima «donde tienen que dirimirse las cosas en las democracias maduras, que es en las urnas». El president aplaudió que el acto transcurriera «en la más absoluta normalidad y de forma pacífica». Mas hizo un llamamiento al Gobierno de Mariano Rajoy y a todos los catalanes a hacer posible que este debate que hay en la sociedad se solucione en las urnas, porque «es más fácil contar votos, que contar manifestantes». Quien ayer tensó el debate fue el portavoz del Govern, Francesc Homs, que hizo broma con el número de participantes en la manifestación del 12-O. Después de que la presidenta del PP catalán, alegara que una «mayoría silenciosa» no participó en la Vía Catalana para rebajar la euforia de los soberanistas, Homs replicó que «la mayoría silenciosa debió de quedarse en casa el sábado».