Podemos boicotea a Tintori en Sol

Los «yayoflautas» gritan «¡Viva Chávez!» durante el acto de la oposición venezolana en Madrid

La organización de Podemos monta un puesto al lado del acto organizado por la Asociación Civil de venezolanos en España.
La organización de Podemos monta un puesto al lado del acto organizado por la Asociación Civil de venezolanos en España.

Los «yayoflautas» gritan «¡Viva Chávez!» durante el acto de la oposición venezolana en Madrid

La Puerta del Sol de Madrid fue ayer escenario de un nuevo momento de tensión entre la oposición democrática venezolana y elementos afines a Podemos. Al grito de «¡Viva Venezuela!», casi un centenar de personas que se encontraban allí apoyando la campaña de recogida de medicamentos para enviar a Venezuela, denunciaron la precaria situación económica y humanitaria que se vive en su país. Sus vítores fueron respondidos por un grupo de simpatizantes de Podemos que forman parte del Círculo de esta formación política que se dedica a representar los intereses de las personas de la tercera edad. «¡Viva Chávez!», gritaban. Ante esta provocación, algunos de los los venezolanos residentes en Madrid presentes ayer en Sol se acercaron al «quiosco» podemita para pedir explicaciones sobre ello. Allí, se produjeron varias discusiones entre el grupo de «yayoflautas» –como ellos mismos se denominan– y los opositores venezolanos. Algunos de los simpatizantes de Podemos explicaron a este periódico que la Puerta del Sol era «su lugar», ya que «estaban allí desde el 15-M». Mientras, otro grupo de venezolanos criticaba lo sucedido y lo tildaba de «provocación», teniendo en cuenta el «momento crítico» que están viviendo sus familias en su país de origen.

Minutos más tarde, llegó la mujer de Leopoldo López, Lilian Tintori, y el cantante Carlos Baute, junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. La joven activista agradeció la ayuda que estaban recibiendo de todo el mundo, y pidió al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que abriera «el canal de ayuda humanitaria» para que todas las personas puedan recibir material sanitario y alimentos de primera necesidad. Además, la esposa de Leopoldo López también lanzó un mensaje a los madrileños allí presentes: «Únanse y no permitan nunca que lleguen al gobierno personas que prometen y violan los derechos humanos llevándose por delante lo que sea», en clara referencia al ascenso de la formación liderada por Pablo Iglessias, y –añadió– «péguense a los líderes demócratas que respetan los derechos humanos y la libertad».

Por su parte, Carlos Baute reivindicó un revocatorio para Venezuela. «Todo depende de Maduro», afirmó. «Si él no lo acepta, que sepa el mundo entero que Nicolás Maduro es un dictador». En declaraciones a los medios, confirmó que Lilian le había pedido que sea el portavoz en Europa de la campaña #RescateVenezuela, y que él había aceptado.

En defensa del pueblo venezolano también acudió el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, el cual lanzó un mensaje de apoyo y explicó que «aunque algunos no lo hagan», los españoles «somos solidarios» con este país y con toda Latinoamérica. «A los cargos políticos nos tiene que preocupar lo que ocurre en España y lo que les pasa a los españoles en otros países», defendió.

El incidente de ayer en Madrid se suma al que sucedió este mismo lunes, cuando un grupo de jóvenes boicoteó la conferencia que el padre del opositor venezolano Leopoldo López tenía previsto celebrar en la Universidad de Salamanca. El grupo de veinte jóvenes entró en la Sala de Grados de la Facultad de Derecho, donde estaba a punto de comenzar la intervención de López. Los gritos de «fuera golpistas de la Universidad» y «libertad» de los que intentaban boicotear el acto fueron contestados rápidamente por los asistentes a la conferencia.

No ha sido ésta la única vez que López ha tenido que vérselas con la izquierda radical en su gira por España para despertar la sensibilidad en nuestro país sobre la situación de los presos políticos en cárceles venezolanas. El padre de Leopoldo López fue abucheado hace unos días en Asturias, concretamente en Siero, donde había acudido a un acto en apoyo a los presos políticos venezolanos organizado por el ayuntamiento de esta pequeña localidad gobernada por el PSOE. Cuando, una vez finalizada la lectura del manifiesto, López se asomó al balcón del consistorio, recibió un sonoro abucheo por parte de partidarios de la izquierda bolivariana, entre ellos Javier Pintado, portavoz de Somos Siero, la franquicia de Podemos en el área.

López contestó a los gritos de los simpatizantes de Podemos con ironía y entereza. Pintado, por su parte, calificó el homenaje a los opositories como «uno de los actos más vergonzosos de la historia del pueblo».