Política

Morenés: Es triste que hayan muerto personas que se dedicaban a salvar vidas

El ministro de Defensa, Pedro Morenés,ayer en el Congreso de los Diputados.
El ministro de Defensa, Pedro Morenés,ayer en el Congreso de los Diputados.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha destacado hoy que los cuatro militares desaparecidos anoche en aguas de Fuerteventura tenían una amplia experiencia en rescates en el mar y ha considerado "tristísimo"que "hayan perdido la vida"entrenándose para salvar a otros.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha destacado hoy que los cuatro militares desaparecidos anoche en aguas de Fuerteventura tenían una amplia experiencia en rescates en el mar y ha considerado "tristísimo"que "hayan perdido la vida"entrenándose para salvar a otros.

"Es una paradoja tristísima que militares que han dedicado su vida a rescatar personas en la mar la hayan perdido entrenándose para ello", ha señalado Morenés a los periodistas en la base aérea de Gando (Gran Canaria), donde tenía su base el helicóptero accidentado, un Super Puma del Servicio Aéreo de Rescate (SAR).

El ministro ha explicado que el helicóptero había superado su última revisión el pasado 14 de marzo y que, por tanto, estaba "en perfecto estado para volar".

Morenés, que ha señalado que las causas del siniestro todavía "son desconocidas"y que se están investigando, ha comentado que todos los tripulantes de la aeronave habían estado en Afganistán y que tenían más de 1.000 horas de vuelo. Es más, ha añadido que la tripulación tenía una "alta experiencia"y estaba "muy bien entrenada". Habían hecho labores similares "con anterioridad y sin problema", mientras que el helicóptero, ha insistido, había pasado "todas las inspecciones"y estaba en "perfectas condiciones"de vuelo.

Los tripulantes eran el capitán Daniel Pena Valiño, de Vitoria; la teniente Carmen Ortega Cortés, de Granada; el teniente Sebastián Ruiz Galván, de Cádiz; el sargento Carlos Caramanzana Alvarez, de Valladolid; y el sargento Johnander Ojeda Alemán, de Gran Canaria.

Este último pudo ser rescatado con vida poco después del siniestro.

Morenés ha podido hablar con Jonhander Ojeda, quien, según le ha dicho, "está muy afectado por la pérdida de sus compañeros". No obstante, el ministro ha matizado que no se les puede dar por muertos porque hay un plazo de tres meses para certificar el fallecimiento de personas desaparecidas en este tipo de situaciones.

El siniestro tuvo lugar sobre las 21.00 horas del miércoles, cuando el 'Super Puma' HD-21 perteneciente al 802 escuadrón del Servicio de Búsqueda y Salvamento del Ejército del Aire se encontraba realizando una misión rutinaria de entrenamiento consistente en efectuar prácticas de evacuación nocturna de personal mediante su izado en grúa desde el buque 'Meteoro' de la Armada.

Al parecer, durante la ejecución de las maniobras se perdieron comunicaciones entre el buque y la aeronave y se iniciaron las labores de búsqueda, en las que inicialmente participaron el propio buque y un avión D-4 (CN-235) del mismo Servicio de Búsqueda y Salvamento que se encontraba en zona apoyando la operación.

En estas primeras tareas de búsqueda se pudo localizar al sargento Johnander Ojeda en buen estado de salud. Según declaraciones del propio militar, por causas desconocidas la aeronave entró en contacto con el mar, hundiéndose.

Así pues, se activaron todos los protocolos de emergencia y a las labores de búsqueda en curso se sumaron las embarcaciones de Salvamento Marítimo 'Mizar' y 'Talia', una de la Guardia Civil y otra de Vigilancia Aduanera, más los helicópteros de HELIMER (SASEMAR), Guardia Civil y demás aeronaves del mismo 802 escuadrón.

Estos medios marítimos y aéreos han estado rastreando la zona del accidente durante toda la noche y la búsqueda continúa. En las últimas horas se han podido localizar diversos restos del helicóptero siniestrado.