Navarro resta importancia al choque y afirma que seguirán unidos al PSOE...

La Razón
La RazónLa Razón

El PSC continúa provocando enormes quebraderos de cabeza al PSOE debido a su defensa del derecho a decidir. Sin embargo, por contradictorio que parezca, el líder de los socialistas catalanes, Pere Navarro, no tiene la intención de tensar más la cuerda con el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, pese a haber roto de nuevo la disciplina de voto en el Congreso. «No vamos a romper», sentenció Navarro, atrapado por su difusa apuesta por el derecho a decidir y, a la vez, convencido de que el PSC no tiene recorrido si no es de la mano del PSOE. «Yo creo que el PSOE hizo lo que tenía que hacer probablemente y el PSC hizo lo que tenía que hacer», resolvió en un intento por justificar las discrepancias internas que atormentan a la familia socialista. Navarro quiso cargar las tintas contra la líder de UPyD, Rosa Díez, impulsora de la moción que acabó dividiendo a PSC y PSOE por el derecho a decidir. «Actúa irresponsablemente, quiere lanzar la Constitución unos contra otros», censuró el líder del PSC. Navarro prefirió quitar hierro a la división en el Congreso y subrayó que existe un proyecto compartido entre todos los socialistas y ése está resumido en la Declaración de Granada. «Todos los socialistas estamos implicados en encontrar caminos de acuerdo y de solución de esa situación y, más allá de la discrepancia puntual, lo que es más importante es que estamos comprometidos en esos caminos conjuntos», añadió el líder del PSC.