Oleguer compró por 339 euros la mitad de una empresa titular de 2,6 millones

La adquirió a su socio y un año después transfirió el dinero a una sociedad suya

Oleguer Pujol, en la comisión de investigación del Parlament
Oleguer Pujol, en la comisión de investigación del Parlament

Siguiendo la estela de los 11,5 millones de euros que, según la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF), se habrían repartido en comisiones Oleguer Pujol y su entonces socio, Luis Iglesias, por supuestas labores de asesoramiento en la compra, en 2008, de 1.152 oficinas del Banco Santander, los agentes han dado con una operación que «carece de toda lógica». Según refiere la unidad policial en un informe remitido al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, el 21 de octubre de 2009 –un año después de cerrar la compra de las oficinas bancarias por más de 2.100 millones de euros–, el benjamín del ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol adquirió a su socio el 50 por ciento de Aegle International por 500 dólares (339 euros al cambio de la época). Lo hizo a través de una sociedad «controlada» por él, Zante International.

Un año después, el 23 de septiembre y el 18 de octubre de 2010, desde la cuenta de Aegle International se efectuaron sendas transferencias a favor de la empresa de Oleguer Pujol, Zante International, por importe de 1.730.943,99 y 900.000 euros, 2,6 millones que, señala la UDEF, «coinciden con los vencimientos de los depósitos contratados y suman la práctica totalidad de los mismos».

Aegle International es la empresa a través de la que Oleguer y su socio, mantiene la Policía, habrían canalizado el cobro de 5.089.512,63 euros de comisiones por la operación de compra de las oficinas del Santander (que a renglón seguido alquilaron a la misma entidad bancaria). Éste es, precisamente, uno de los siete supuestos «pelotazos» que Pedraz investiga, desde el pasado octubre, en esta causa.

Para los agentes «resulta chocante» que Iglesias vendiese a Oleguer Pujol por 339 euros «la mitad de una sociedad que tiene en depósitos 2.630.943,99 euros y más aún que permita la transferencia de la totalidad de los mismos a una cuenta de una sociedad controlada en exclusiva» por su entonces socio. «Hay que tener en cuenta –continúa la UDEF en su informe– que estos fondos proceden de la transferencia de Ard Choille en concepto de asesoría por la compra de los inmuebles del Banco Santander». La cantidad, además, coincide prácticamente con el 50% de esos 5.089.512,63 euros en comisiones que se habrían percibido a través de Ard Choille. Con todo, a los investigadores les resulta llamativo que esos servicios de asesoría «se prestaron mucho antes» de que Oleguer Pujol adquiriese su participación en Aegle International.

Conexiones con «Pretoria»

Ard Choille –investigada a su vez en el «caso Pretoria» de corrupción urbanística en Cataluña, y a quien la Audiencia Nacional atribuye unos beneficios de más de diez millones de euros en dos operaciones– era la empresa contratada, en febrero de 2008, para realizar las labores de asesoría en el «proyecto Brick» (la compra de las oficinas del Santander). Sin embargo, un mes después subcontrató ese cometido y lo dejó en manos de Aegle International a cambio de un 2,2% de los ingresos a percibir en la operación. En ese momento, esta última sociedad era al 100% propiedad de Iglesias pero, como se ha apuntado, Oleguer Pujol terminó haciéndose con un 50% de la misma por 339 euros.

La UDEF concluye que «para poder ofrecer una explicación plausible» a esa operación entre los entonces socios hay que remitirse al contrato privado firmado entre ambos mediante el cual Pujol e Iglesias «acordaban participar al 50% en las ganancias y pérdidas que generen ciertos negocios inmobiliarios con independencia del grado de participación de cada uno de ellos en los vehículos (sociedades) utilizados para los mismos». La vigencia de ese contrato en esas fechas, añade la Policía, «puede ser una explicación razonable» para esa operación.