España

Pedro Sánchez y Susana Díaz: batalla hasta el final por el «dos» por Sevilla

Ferraz mandará a Pradas al Senado y colocará a sus hombres claves en los primeros puestos.

Ferraz mandará a Pradas al Senado y colocará a sus hombres claves en los primeros puestos.

La Comisión Federal de Listas se reunirá hoy y mañana para cerrar los cambios que la dirección del PSOE tiene previsto acometer en las candidaturas propuestas por las direcciones provinciales del partido, que nacen de asambleas de la militancia en las diferentes agrupaciones. Una enmienda del aparato a la decisión de las bases, que contraviene el espíritu del 39 Congreso, pero no así sus Estatutos que facultan a Ferraz para imponer su criterio. Desde hace semanas se ha intentado llegar a un pacto con las federaciones para evitar un ejercicio tan grosero de coerción, pero en algunos feudos como Andalucía, Aragón o Castilla y León, entre otros, no ha sido posible. En la pugna por las listas del 28-A trasciende la lucha fratricida entre Susana Díaz y Pedro Sánchez y la necesidad de este último de diseñar un grupo parlamentario afín, dado que el Congreso y el Senado eran los últimos reductos críticos al secretario general tras su solvente victoria en las primarias de 2017. Un foco constante de voces discordantes que se han propuesto erradicar. La batalla final de su «guerra de guerrillas» se desencadenará por Sevilla, donde Ferraz buscará acomodo por la fuerza a nombres clave para el presidente del Gobierno que quedaron fuera de la lista enviada por el PSOE andaluz a Madrid.

El enfrentamiento se visualizará concretamente en la figura de Antonio Pradas. Díaz ha asegurado a su hombre fuerte en Madrid el «dos» por Sevilla, pero la dirección federal no está dispuesta a que «quien entregó las 17 dimisiones de la Ejecutiva» para provocar la dimisión de Pedro Sánchez en 2016, mantenga su escaño en el Congreso. La intención es que pase a engrosar el grupo en el Senado junto a otros descares como Miguel Ángel Heredia (Málaga) o Micaela Navarro (Jaén). El puesto de Pradas será para el delegado del Gobierno en Andalucía, azote del «susanismo», Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y como «cuatro» se colocará a un puntal y asesor en Moncloa, Francisco Salazar, que ni siquiera figuraba en el diseño realizado por Andalucía. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, encabezará la complicada lista por Sevilla, que para quebradero de cabeza de Ferraz no ha sido la única en disputa. También en Cádiz hubo contestación a que la liderará el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la dirección de Sánchez no quiere en las listas al «número tres» propuesto por Díaz, Juan Carlos Ruiz Boix. No sin problemas se ha buscado también acomodo a dos ministros más: José Guirao (Cultura) en Almería y a Luis Planas (Agricultura) en Córdoba.

Aragón también ha sido foco de discrepancias. El propio presidente Javier Lambán advertía tras mostrar su «orgullo» por el PSOE y Sánchez que «a los candidatos a diputados y concejales los eligen directamente los afiliados. No respetar eso no es ni socialista ni democrático». Un claro mensaje a la revocación que se hará desde Madrid, entre otras, de la candidatura de Ignacio Urquizu, que tras lograr el 90% del apoyo de la militancia, es probable que no repita. Cuando Sánchez recuperó las riendas del poder socialista ya le cesó de sus responsabilidades en el Congreso como portavoz socialista de Universidades, su área de referencia. En la lista por Zaragoza, se impondrá al Alto Comisionado para la pobreza infantil, Pau Mari-Klose.

En Castilla y León tras el baile de ministros para liderar sus provincias, representado en la titular de Defensa, Margarita Robles, que irá a Ávila, se ha reservado León finalmente al afín Ibán García del Blanco, presidente de Acción Cultural Española (AC/E) y secretario federal de Cultura del PSOE. Palencia también ha generado problemas, ya que Mariluz Martínez Seijo desplazará al candidato elegido por la militancia y no cuenta con el favor de las bases. Madrid, que no ha plantado batalla, integrará a su secretario general, José Manuel Franco, y será la candidatura con mayor encaje de ministros: Carmen Calvo, Reyes Maroto, Dolores Delgado y Teresa Ribera. También repetirán Rafael Simancas y Zaida Cantera. Solo la ministra Nadia Calviño (Economía) quedará fuera de las listas.