Podemos y PNV impiden que los diputados vascos juren la Constitución

El PP presentó una iniciativa para que se jurara o prometiera, pero fue rechazada por la Mesa

El líder de Sortu e histórico dirigente de Batasuna, Arnaldo Otegi, estuvo ayer en la tribuna del Parlamento Vasco.
El líder de Sortu e histórico dirigente de Batasuna, Arnaldo Otegi, estuvo ayer en la tribuna del Parlamento Vasco.

El PP ha exigido en la formación del nuevo Parlamento vasco que los diputados tuvieran que acatar la Constitución Española al tomar posesión del escaño, una reclamación que ha sido rechazada por el PNV y Elkarrekin Podemos.

El mismo día de la constitución del nuevo Parlamento vasco Podemos ha dejado claro, por si alguien tenía alguna duda, que sus 11 escaños van a estar alineados en las filas soberanistas, que suman 57 parlamentarios frente a los 18 del PSE y el PP. Han sido los tres votos de Elkarrekin Podemos los que han decidido que los parlamentarios vascos no acaten la Constitución española, ya que ellos tenían la mayoría en la Mesa de edad, de carácter provisional, integrada por un parlamentario del PNV, otro del PP y tres de Podemos.

El rechazo de la Mesa de edad a que todos los parlamentarios juren o prometan la Constitución española se produjo al votar la iniciativa del popular Borja Semper, quien entiende que se trata de una cuestión de cumplimiento de la Ley, al ser una exigencia contemplada en la ley orgánica del regimen electoral. La propuesta del PP cogió por sorpresa al presidente de la Mesa de edad, Juan Luis Uria, de Elkarrekin Podemos, quien solicitó un receso para consultar su posición. Al reiniciarse la sesión, Uria señaló que los servicios jurídicos del Parlamento vasco habían indicado que la ley electoral no obliga a acatar la Constitución española y que no había precedentes de ese acatamiento en la Cámara vasca. Tras su intervención, la propuesta del PP fue rechazada por los tres parlamentarios de Elkarrekin-Podemos y el del PNV, con el único voto a favor del Partido Popular.

La mayoría soberanista se estrenaba así en una legislatura en la que el PNV asegura que pretende gobernar con acuerdos transversales. Poco después se veía el resultado del primero de esos acuerdos transversales. En la elección de los miembros de la mesa del Parlamento vasco, el pacto del PNV con el PSE, no público, ya que el voto era secreto, dejó fuera al PP. El PNV se quedó con dos miembros de la mesa y el resto de los partidos, excepto el PP, con uno. El beneficiado fue el PSE, que obtuvo una vicepresidencia, siendo el cuarto partido del Parlamento vasco, con los mismos escaños que el PP.

Como presidenta fue reelegida Bakartxo Tejería, del PNV, y como vicepresidentes Eva Blanco, de EH Bildu, y Txarli Prieto, del PSE. Iñigo Iturrate, del PNV, y Cristina Macazaga, de Elkarrin-Podemos, ocuparon las dos secretarías. La elección de la composición de la mesa obtuvo 37 votos a favor, los 28 del PNV y, presumiblemente los nueve del PSE, mientras que el resto de parlamentarios votaron en blanco. El reglamento del Parlamento vasco no permite votar en contra y no hubo más candidata a la presidencia que Bakartxo Tejería, luego fue elegida en segunda votación, a pesar de contar con más votos en blanco que a favor.

El discurso de aceptación del cargo por parte de Bakartxo Tejería remarcó la intención del PNV de aprovechar la mayoría soberanista en el nuevo Parlamento vasco para impulsar un «nuevo estatus jurídico político» del País Vasco respecto del Estado español. Tejería habló de la «actualización de la voluntad política de los vascos» y de la necesidad de dotarse de ese nuevo estatus jurídico político. Tejería se refirió también a la necesidad de acuerdos para lograr esa superación del Estatuto de Guernica, acuerdos que dijo pretenden no excluir a ningún partido. El otro eje de la legislatura, según Tejería, sería la «consolidación de la paz», respecto a lo cual el PNV pretende «acordar unas bases que garanticen que no se repitan ni la violencia ni el sufrimiento injusto padecido por el pueblo vasco».

«No soy consciente del dolor causado»

El líder de Sortu e histórico dirigente de Batasuna, Arnaldo Otegi, estuvo ayer en la tribuna del Parlamento Vasco. En una entrevista en la cadena SER aseguró que «no era consciente del nivel e intensidad de dolor» que provocó el terrorismo de ETA.