Iceta abre una ronda con los barones para recomponer el PSOE

Después de reunirse con Susana Díaz en Sevilla, el primer secretario del PSC estará hoy en Valencia con Ximo Puig para «coser» heridas

Ximo Puig y Miquel Iceta durante el Comité Federal del PSOE el pasado septiembre

Después de reunirse con Susana Díaz en Sevilla, el primer secretario del PSC estará hoy en Valencia con Ximo Puig para «coser» heridas

Aguja e hilo. Con este kit de sutura para «coser» la herida socialista viajará mañana el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, a Valencia, donde tiene agendada una reunión con el presidente de la comunidad, el también socialista Ximo Puig. Aunque el motivo oficial, según apuntan fuentes del PSPV, es tratar cuestiones referentes al Corredor Mediterráneo y al «problema» de la financiación autonómica, lo cierto es que la situación de fractura interna que vive el PSOE no se pasará por alto en el encuentro. La reunión se produce días después de la que compartió el propio Iceta con la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, tras coincidir en un acto en Madrid y se enmarca en una ronda de contactos que el líder catalán ha abierto con los barones territoriales del partido para cerrar heridas.

Puig y Díaz son dos de los dirigentes territoriales de más peso orgánico dentro del PSOE y también impulsores del movimiento interno que desembocó en la dimisión de Pedro Sánchez, a quien a Iceta se le considera afín. Sin embargo, tras visitar Sevilla, el primer secretario del PSC prometió a la presidenta andaluza que el PSC sería «neutral» en el proceso de primarias que tendrá lugar para elegir el nuevo liderazgo del PSOE, en el que Díaz sopesa dar la batalla y en el que podría tener enfrente al propio Sánchez o a alguna figura interpuesta que cuente con el apoyo del ex secretario general.

En las últimas semanas, Iceta ha intentado desvincularse de la figura de Sánchez, con la que, por su acérrima defensa del ex líder, se le relaciona dentro del partido. En declaraciones a LA RAZÓN, reconoció que no tiene prevista la celebración de ningún acto del ex secretario general en su comunidad, dentro de la ronda que éste ha iniciado por diversos territorios para pulsar la aceptación y apoyo que tendría una eventual futura candidatura a las primarias. Donde sí estará Sánchez este sábado es en Asturias, federación del presidente de la gestora, Javier Fernández, que ayer celebró junto a Alfonso Guerra el 125 aniversario de la fundación de la Agrupación Socialista de Gijón. En este acto, el ex vicepresidente de Felipe González defendió que «el odio a la derecha no puede ser el programa del PSOE» y que debe evitar cualquier ambigüedad ante nacionalismos y populismo con un discurso «de mayorías» como única vía para recuperar el apoyo de la sociedad. El propio Fernández también advirtió del peligro de «viejos fantasmas» vestidos ahora de «nuevos populismos».