Puigdemont ordena a los Mossos no cargar

Convoca hoy a la Junta de Seguridad e Interior confirma que asistirá

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont

Convoca hoy a la Junta de Seguridad e Interior confirma que asistirá.

Fuentes de los Mosos aseguraron ayer a LA RAZÓN que sus instrucciones de cara al referéndum ilegal del próximo domingo son de no cargar contra la gente que acuda a votar. Estas mismas fuentes señalaron que ven muy improbable esta posibilidad, y que su principal función, tal y como insiste una y otra vez la Generalitat, es que la Policía Autonómica «cumpla con su labor» y «garantizar la seguridad de los ciudadanos». Insistieron en que una carga contra los votantes «no sería proporcional», un argumento muy similar al que utilizó ayer el comisario mayor del Cuerpo, Josep Lluís Trapero.

Las mismas fuentes explicaron que el domingo estarán operativos un total de 10.000 agentes de la Policía Autonómica, con una plantilla de 17.000 efectivos.

Cabe destacar que esta cifra es sensiblemente inferior a otros eventos, como unas elecciones autonómicas. Por ejemplo, en la última edición de este tipo de comicios trabajaron casi 14.000 policías, mucho más de lo previsto para el 1–O.

Un día después de una nueva reunión entre la Fiscalía Superior de Cataluña y los altos mandos policiales, a la que en esta ocasión asistió el comisario mayor Trapero, para hoy está previsto un encuentro de la Junta de Seguridad, convocada por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

La reunión tendrá lugar a tres días del hipotético referéndum ilegal del 1–O. El encuentro, convocado de forma unilateral, no siguió exactamente los procedimientos legales pertinentes. No obstante, el Ministerio de Interior anunció que acudirá. Se celebrará al mediodía en el Palau de la Generalitat.

La convocatoria llegó después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) rechazara un recurso del Govern que pedía suspender la orden de que el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos asumiese la coordinación de los tres cuerpos, el citado Instituto Armado, Policía Nacional y Mossos d’Esquadra.

Una Junta de Seguridad es un órgano de coordinación policial que se convoca después de que sus participantes fijen una orden del día, que tiene que ser pactada, lo que en esta ocasión no sucedió. Pese a ello, la intención de los representantes del ministerio es asistir a la reunión, pese que se anunció de forma precipitada y defectuosa por parte de Puigdemont.

El motivo de la asistencia de los representantes de Interior es garantizar el cumplimiento de la ley, extremo que parece difícil con los interlocutores que tendrán delante. Saben que la convocatoria del referéndum ilegal se enmarca en las medidas adoptadas por jueces y fiscales en cumplimiento de la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de suspender el 1–O.

La última reunión de la Junta de Seguridad se celebró en julio –la primera en ocho años– , y asistieron Puigdemont y el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido,entre otros cargos de ambas administraciones. La composición es paritaria entre ellas. En este último encuentro se acordó, por ejemplo, integrar a los Mossos d’Esquadra en el Centro de Inteligencia Contra el Terrorismo (Citco) y la Mesa de Evalución del riesgo terrorista.

discrepancias

La celebración de esta cumbre se produjo tras meses de discrepancias entre el Ministerio y la consellería de Interior a la hora de intentar pactar una fecha, hasta el punto de que el propio Puigdemont llegó incluso a convocarla unilateralmente para el 3 de julio, si bien finalmente se acordó con Madrid llevarla a cabo siete días después.

Cuando los Mossos d’Esquadra pidieron a la Fiscalía reconsiderar que el Ministerio del Interior coordinara a los mandos policiales ante el 1–O, alegaron que ya existe la Comisión de Coordinación Policial de Catalunya, supeditada a la Junta de Seguridad de Cataluña: en estos órganos están todos los cuerpos y pueden coordinarse sin perder competencias. Falta por ver ahora que dara de sí esta nueva reunión entre los mandos policiales.