Rajoy, a Sánchez: «Si no acepta mi oferta, deje gobernar a quien ganó»

El presidente del Gobierno afirma que «hay que poner fin al espectáculo, al sainete y al enredo» y acusa a Sánchez de perder un mes en una «campaña propagandística».

El presidente del PP y del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, durante su intervención hoy en la clausura de un acto con alcaldes y afiliados del partido en Salamanca, un día después de que el Congreso haya rechazado la investidura del socialista Pedro Sánchez
El presidente del PP y del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, durante su intervención hoy en la clausura de un acto con alcaldes y afiliados del partido en Salamanca, un día después de que el Congreso haya rechazado la investidura del socialista Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno afirma que «hay que poner fin al espectáculo, al sainete y al enredo» y acusa a Sánchez de perder un mes en una «campaña propagandística».

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha considerado hoy que en la nueva etapa abierta ayer en España hay que poner fin al "espectáculo", y ha exigido al líder del PSOE, Pedro Sánchez, que si no acepta su oferta de una gran coalición, le deje gobernar.

Rajoy ha realizado esta petición en el acto del PP que ha presidido en Salamanca horas después de que el pleno del Congreso rechazara en segunda votación la investidura de Pedro Sánchez como presidente y en el que ha sido arropado en su estrategia por parte de todos los dirigentes que han tomado la palabra, entre ellos el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

"Nuestra oferta sigue ahí, y si no la quiere aceptar, al menos, para no ser 'el perro del hortelano', deje usted gobernar a quien ganó las elecciones porque tiene más votos, más apoyos y la confianza mayoritaria de todos", ha subrayado dirigiéndose al secretario general del PSOE.

El acuerdo entre el PP y el PSOE, al ser los dos más partidos más votados, y al que se podía sumar Ciudadanos sigue, pensando que sería lo mejor para España.

Rajoy ha insistido en que en la fase abierta tras el rechazo a la investidura de Sánchez hay que "poner fin al espectáculo"del que ha responsabilizado al líder socialista por haber hecho perder un mes a los españoles, "reírse"de ellos y protagonizar "dimes y diretes, entrevistas, ruedas de prensa, reuniones clandestinas pero con televisión, otras secretas pero radiadas, guerras de egos y solemnes palos".

"Hay que poner final al sainete, al enredo y a la comedia", ha argumentado el presidente en funciones, quien ha vuelto a reclamar el derecho del PP a gobernar al ser, con diferencia, el partido más votado.

El gobierno necesario cree que es el que deberían conformar, con cesiones mutuas, los dos partidos más votados, y ha recalcado que eso es lo que lleva pidiendo desde el día siguiente de las elecciones pero el líder del PSOE ha impedido que sea una realidad.

El presidente ha arremetido duramente contra el intento de investidura de Sánchez, que ha considerado un "engaño"a los españoles y una "campaña propagandística".

En su intervención, en la que ha defendido la permanencia de las diputaciones ya que los españoles, “sean quienes sean y vivan donde vivan, son iguales, los del urbano y los del mundo rural”; el dirigente popular ha subrayado que “el interés de los españoles hoy es consolidar la recuperación económica y seguir creciendo” y para ello hay que seguir creando empleo para consolidar recuperación y los pilares del Estado del Bienestar. “Para hacer esto no vale cualquier gobierno y, desde luego, no vale uno con 130 diputados, ni uno presidido por alguien que quiere liquidar todo lo que se ha hecho en España en los últimos cuatro años”, ha ironizado.

“Hay que hacer un gobierno estable, un gobierno entre los que han ganado las elecciones, un gobierno como los que hay en Europa, donde la aritmética obliga a hacer coaliciones. Un gobierno así es el que puede hacer reformas para mucho tiempo porque serán reformas apoyadas por mucha gente y es el que puede dar un mensaje de confianza a los agentes económicos y sociales, en España y fuera de España, a los inversores y a los mercados”, ha concluido.