Rivera se blinda en Ciudadanos con una Ejecutiva sin críticos

Incorpora a Ángel Garrido, José Ramón Bauza o Joan Mesquida y echa a críticos como Fernando Maura. La líder del partido en Cataluña, Lorena Roldán ocupará la portavocía del partido en sustitución de Inés Arrimadas

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera / Foto: Efe
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera / Foto: Efe

Incorpora a Ángel Garrido, José Ramón Bauza o Joan Mesquida y echa a críticos como Fernando Maura. La líder del partido en Cataluña, Lorena Roldán ocupará la portavocía del partido en sustitución de Inés Arrimadas.

Ciudadanos celebra esta mañana un nuevo consejo general, dos semanas después del anterior, para cambiar los estatutos donde, entre uno de los puntos del orden del día está la de someter a votación la ampliación de 40 a 50 el número máximo de miembros del comité ejecutivo. En palabras del propio líder de Cs, Albert Rivera el partido merece “crecer y evolucionar”. Para ello, Rivera ha propuesto sumar a la nueva Ejecutiva a exdirigentes de otras fuerzas, entre ellos Ángel Garrido, José Ramón Bauzá y Joan Mesquida, además de otros fichajes como Edmundo Bal o Sara Jiménez, y plantea prescindir de críticos como Fernando Maura y Orlena de Miguel. Rivera indicó que “en esta etapa es momento de reforzar la ejecutiva y los comités autonómicos y “a Matías, Fernando, Raquel y Antonio gracias, pero esto no es un adiós sino que seguiremos reforzando para que crezcamos juntos”.

La nueva Ejecutiva tendrá también una nueva portavoz. Sale del cargo Inés Arrimadas, -que es portavoz en el Congreso- y el puesto lo ocupará la líder de la formación naranja en Cataluña, Lorena Roldán -que esta semana ha ganado las primarias para ser la candidata a la Generalitat ante un eventual adelanto electoral. Rivera se refirió a Lorena Roldán como un miembro más que estará al frente “y será la portavoz de la ejecutiva y, entre Villegas, Inés -Arrimadas- y yo mismo vamos a liderar un proyecto para representar a los españoles”. "Es el momento de reforzarse"y hacerlo "con gente preparada y leal"al proyecto, subrayó. Actualmente la Ejecutiva cuenta con 34 integrantes, con la reciente incorporación del exvicepresidente de Coca-Cola Marcos de Quinto.

La dirección del partido había dado por cerrada la crisis generada por algunas dimisiones de peso, algo que había avivado el malestar interno por la gestión de las voces discrepantes. Entre los 22 nuevas incorporaciones a esa Ejecutiva se encuentran también nombres como el de Daniel Pérez, María Muñoz, Guillermo Díaz, Marina Bravo, Beatriz Pinto, Ruth Goñi, Ignacio Cuesta, Gemma Villarroel, Isabel Franco, Cesar Zafra, Ana Martínez, Carmen Picazo, Joan García o Javier Imbroda.

En el pasado consejo, máximo órgano entre asambleas, el líder de Cs, Albert Rivera dejó claro que quien quisiera que el sanchismo campe a sus anchas que “funde un partido". Tras el pulso en su ejecutiva y las dimisiones de Toni Roldán, Javier Nart o Xavier Pericay, y la última de la ejecutiva del portavoz de Hacienda, Francisco de la Torre, el presidente de la formación naranja se blinda así frente a futuros críticos buscando “personas leales que van a sumar en esta Ejecutiva”, según dijo el líder de Cs durante su discurso. Insistió en la idea de “crecer y evolucionar” como “hemos hecho los últimos años”. Rivera aseguró que no olvida “de dónde venimos”, donde hace más de una década de manera anónima ciudadanos libres e iguales decidieron sumarse al proyecto. “Siempre hemos tenido la constante de que no hemos parado de sumar y crecer e incorporar talento”. Llamó a seguir haciendo de Cs “un partido en el centro político, con un proyecto de regeneración e igualdad, un partido de gobierno” algo que destacó han conseguido los que lo integran “y los que pasaron por aquí” agradeciendo a “ los que creyeron en este proyecto contra los cenizos y gurús que no creyeron que hubiera una tercera España”. Aseguró que “toda esta sabia nueva puesta al servicio de España es para desmontar el plan a Pedro Sánchez, un plan por el cual se estigmatiza y criminaliza a la mitad de España para que no haya diálogo entre constitucionalistas”, volvió a reivindicarse como líder de la oposición contra el “plan Sánchez” y su banda y aseguró que quiere “un proyecto común desde la moderación y desde las ideas liberales”.

Rivera sacó pecho por reunir al partido con “el mejor resultado”, donde gobiernan ya en Andalucía, Murcia, Castilla y León, en el ayuntamiento de Madrid y 400 municipios y espera también haberlo en la comunidad madrileña.