Pedro Sánchez: «Mañana votaré no. El sábado será otro día»

"Vengo a escuchar al candidato Mariano Rajoy. Y mañana, junto con el resto de compañeros, votaré no", ha declarado antes de entrar en el hemiciclo. Respecto a cuál será el sentido de su voto dentro de dos días, ha dicho: "El sábado será otro día y ya lo sabréis".

GRA380. MADRID, 26/10/2016.- El exsecretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), en su escaño junto al diputado del partido, Patxi López al inicio del debate de investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy, esta tarde en el Congreso de los Diputados. EFE/Chema Moya

Pedro Sánchez ha cudido al Congreso para seguir en su escaño el discurso de Mariano Rajoy al comienzo del debate de investidura y ha confirmado que mañana, en la primera votación, se reafirmará en su no a la reelección del presidente del Gobierno.

El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez ha dicho que en la votación que se realizará este jueves en el Congreso rechazará desde su escaño la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, pero no ha avanzado qué hará el próximo sábado, en la segunda votación, informa Euroa Press

"Vengo a escuchar al candidato Mariano Rajoy. Y mañana, junto con el resto de compañeros, votaré no", ha declarado a los periodistas en el Congreso, por donde no aparecía desde que dimitió en el convulso Comité Federal del pasado 1 de octubre.

Pero al ser preguntado si mantendrá ese mismo voto el sábado, que es cuando el Comité Federal ha ordenado una abstención en bloque, Sánchez ha preferido mantener la incógnita: "El sábado será otro día y ya lo sabréis".

Pedro Sánchez, que no asistió este miércoles a la reunión del Grupo Socialista previa al Pleno del Congreso, entró en el hemiciclo

a las cuatro de la tarde acompañado por algunos de sus colaboradores de su Ejecutiva, como César Luena y María González Veracruz.

A diferencia de los debates de investidura de marzo, protagonizado por él mismo, y de agosto, la primera intentona fallida de Mariano Rajoy, esta vez Sánchez no ha acudido con traje y corbata --habitualmente usaba una de color rojo-- y ha preferido un atuendo informal con camisa de cuadros.

Fue subiendo los peldaños del Salón de Plenos saludando al portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, y a otros miembros de la dirección parlamentaria, que en su día fueron nombrados por su Ejecutiva aunque ahora hayan aceptado la decisión mayoritaria del Comité Federal por la abstención.

También saludó a los parlamentarios de la segunda fila del PSOE, entre ellos el nuevo portavoz en el Senado, Vicente Alvarez Areces, y los miembros de la Gestora María Jesús Serrano y Ricardo Cortés Lastra.

Y se vio gestos cariñosos con sus 'fichajes' de la lista de Madrid Margarita Robles y Zaida Cantera, que han anunciado que votará no a la investidura de Mariano Rajoy en contra del criterio del partido, así como con la presidenta de la gestora del PSdeG, Pilar cancela, que él nombró.

Más frío fue su saludo a Eduardo Madina, el diputado vasco al que derrotó en las primarias de 2014 y que ha sido uno de los puntales del sector crítico con su Ejecutiva. Finalmente 'estrenó' el escaño que le asignó la dirección del Grupo Socialista tras su dimisión, junto con el ex lehendakari Patxi López.

Tras compartir alguna broma con Patxi López, el dimitido líder del PSOE se dedicó a seguir con gesto serio la intervención del presidente Mariano Rajoy, pero siempre muy atento a su teléfono móvil.

Pedro Sánchez anunció en las redes sociales su intención de acudir hoy al Congreso para seguir en su escaño el discurso de Mariano Rajoy en el debate de investidura y se limitó a anticipar que votará en contra en la votación de mañana, pero no ha aclarado qué hará en la definitiva del sábado.

"Camino del Congreso. Mañana votaré no a Mariano Rajoy junto a mis compañeros y compañeras", ha anunciado Sánchez en su cuenta de Twitter.

Camino del Congreso. Mañana votaré No a Mariano Rajoy junto a mis compañeros y compañeras.

Sánchez mantiene la incógnita de cuál será su postura en la segunda votación y si acatará o no el mandato del Comité Federal del PSOE de abstenerse para facilitar el gobierno de Rajoy.

La presencia de Sánchez en la Cámara Baja supone su reaparición en público desde su dimisión como secretario general del PSOE el pasado día 1 y ocupará un asiento en la cuarta fila del hemiciclo en la zona del grupo socialista.

Sánchez no ha participado en la reunión del grupo socialista celebrada esta tarde antes del pleno, en la que el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, ha comunicado a los diputados que deberán obedecer al Comité Federal y abstenerse en bloque.

Antes de esta reunión, Hernando ha enviado una carta a cada uno de los parlamentarios, incluido Sánchez, recordándoles la posición política adoptada por el máximo órgano del partido el pasado domingo.

Hernando deja claro en su escrito que no es posible romper la disciplina de voto por razones de conciencia, como han reclamado algunos diputados, como Odon Elorza o Margarita Robles.

Horas después de que el Comité Federal acordada la abstención, Sánchez escribió en Twitter un mensaje en el que daba a entender que no tira la toalla a pesar de su dimisión: "Pronto llegará el momento en que la militancia recupere y reconstruya su PSOE. Un PSOE autónomo, alejado del PP, donde la base decida. Fuerza".