Sánchez admite que "el acuerdo no ha sido posible"

Acusa a Podemos de querer entrar en el Gobierno español "para controlarlo”.

Pedro Sánchez admitió el fracaso de su investidura como presidente del Gobierno al anunciar ante el Congreso que "el acuerdo no ha sido posible".

La intervención final de Pedro Sánchez en su debate de investidura ha estado cargada de dureza contra Pablo Iglesias por frustrar la expectativa de un acuerdo. “Entre fuerzas de izquierda la investidura debería haber estado garantizada desde el primer momento. Lo lamento, el acuerdo no ha sido posible”, ha arrancado. Tras “constatar que persiste el bloqueo”, Sánchez ha versado cómo ha ido evolucionando la negociación y las negativas que han ido dando los morados a sus ofertas. “Sr. Iglesias, pronto advertí que el programa era secundario para usted”, ha criticado. En este punto, y recogiendo la “humillación” que el líder de Podemos dijo sentir con las sucesivas propuestas, Sánchez se ha preguntado si es “humillante” ser vicepresidente, ser ministro de Sanidad, de Igualdad o de Vivienda. “Puede que no fuera lo que usted deseaba pero le hemos propuesto una oferta sensata y razonable”.

El candidato ha cargado también contra la falta de experiencia de los morados y ha dicho no querer ser presidente del Gobierno “a cualquier precio”. “No se puede poner la Hacienda Pública en manos de alguien que no ha gestionado nunca un presupuesto”, ha señalado, al tiempo que reivindicaba la necesidad de tener “un gobierno, un gobierno cohesionado y coherente. No dos gobiernos en uno”. Sánchez se ha mostrado tajante al asegurar que “si para ser presidente del Gobierno tengo que renunciar a mis principios y alumbrar un gobierno que no será útil a mi país. Tiene razón, Sr. Iglesias, no seré presidente ahora”. “Si me obliga a elegir entre una Presidencia de España que no sirva a España y mis convicciones, elijo mis convicciones y defender a España”, sentenció.