Política

Sánchez asegura ante su Ejecutiva que Iglesias le pidió la Vicepresidencia “social” del Gobierno

Ábalos da por perdida la votación de investidura y duda de que la situación cambie en septiembre

El presidente del Gobierno en funciones hizo esa afirmación ante su órgano de dirección, reunido a puerta cerrada pocos días antes de que se inicie el debate de investidura.

Publicidad

El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, aseguró este jueves ante la Ejecutiva del PSOE que el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, le pidió la Vicepresidencia del Ejecutivo que incluyera toda la parte “social” para respaldar su investidura.

Fuentes socialistas aseguran que Sánchez hizo esa afirmación ante su órgano de dirección, reunido a puerta cerrada pocos días antes de que se inicie ese debate, el próximo lunes.

Publicidad

En una entrevista en la Ser el pasado lunes, Sánchez aseguró que Iglesias no le había pedido "nunca"ser vicepresidente. "No, no, no me ha pedido nunca eso, no me lo ha explicitado de esa manera", aunque insistió en que un candidato a la Presidencia del Gobierno debe tener la capacidad de "hacer su propio Consejo de Ministros".

Publicidad

Después, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha anunciado que España seguirá sin presidente la próxima semana. A tenor de la postura de Unidas Podemos los últimos días, tras la reunión de la Ejecutiva Federal del partido, Ábalos ha dado por perdida la votación de investidura y ha dudado de que la situación se vaya a desbloquear antes de que se tengan que convocar nuevas elecciones. “Permitir una investidura fallida pensando en una negociacion contrarreloj en septiembre es un error”, ha advertido. Además, ha vuelto a reclamar la abstención al Partido Popular y ha atacado duramente a Ciudadanos, al que da por perdido: “Ha decidido instalarse en la negación de todo y de todos, incluidos sus principios fundamentales”.

“La investidura decae la próxima semana, que nadie caiga en la tentación de pensar en septiembre”, ha dicho. Además, ha reprochado su actitud al resto de partidos: “Están empujando a los españoles a un periodo de incertidumbre. Desgastar al Gobierno o sacar más rédito partidista o personal en el marco de una negociación in extremis es un error que no puede permitirse una democracia madura”. Asimismo, le ha recriminado que es “incomprensible” que pueda permitir que no salga un gobierno progresista.