Torrent mantiene la candidatura de Puigdemont pese al recurso anunciado por el Gobierno

El presidente del Parlament pide a los servicios jurídicos de la Cámara "analizar la decisión"del Gobierno central, y avisa de que el pleno de investidura fijado para el martes se mantiene, ya que ha alegado que nadie le ha notificado que no pueda celebrarse

El presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), durante su comparecencia
El presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), durante su comparecencia

El presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), ha anunciado hoy que los servicios jurídicos ya están estudiando una respuesta a la impugnación del Gobierno

El presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), ha anunciado hoy que los servicios jurídicos ya están estudiando una respuesta a la impugnación del Gobierno, al que ha exigido "respeto", y ha subrayado que pese a las "amenazas"mantiene el pleno de investidura con Carles Puigdemont como candidato.

Torrent ha comparecido en el Parlament tras conocerse que el Consejo de Ministros ha autorizado hoy al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a recurrir ante el Tribunal Constitucional la propuesta de candidatura de Carles Puigdemont a ser investido presidente de la Generalitat.

En una breve comparecencia, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha lamentado que la única respuesta que ha obtenido del Gobierno a su "voluntad sincera de diálogo"hayan sido "las amenazas"y "la judicialización de la política".

También ha subrayado que Puigdemont "cumple todos los requisitos legales para ser candidato"y que la impugnación de su candidatura "no tiene ningún fundamento jurídico, y esto lo sabe -ha añadido- cualquier ciudadano que tenga unas mínimas nociones de derecho, y así lo ha expresado también el Consejo de Estado".

Torrent ha advertido, en este sentido, de que la impugnación podría tratarse "de un fraude de ley que atenta contra los derechos de los electores de Cataluña y contra los de los diputados", además de contra "la democracia parlamentaria, contra los fundamentos del sistema democrático", ha abundado.

"Yo no propongo un candidato por mi capricho o mi arbitrariedad -ha puntualizado- y esto debería saberlo la vicepresidenta del Gobierno, yo lo que hago es escuchar a todas la fuerzas parlamentarias, y una vez conocida su voluntad, propongo un nombre al ver que cuenta con los apoyos suficientes".

Es decir, ha añadido, "no se impugna la decisión del presiente del Parlament sino la voluntad de millones de votantes, de los diputados y del funcionamiento del sistema democrático".

Según Torrent, "no puede ser que el único mensaje que el Gobierno transmite a los catalanes sea el de que no han votado bien, que no han votado como ellos querían, y esto es una enorme irresponsabilidad política, ya que significa querer ganar en los tribunales lo que no ganaron en las urnas".

En este punto ha recordado que en las elecciones de 21D, con una alta participación que "dieron un resultado muy claro", Puigdemont se pudo presentar sin problemas y que después éste pudo adquirir el acta de diputado.

El presidente del Parlament ha recalcado que si Puigdemont es el candidato a la investidura, esto se debe "a que hay una determinada mayoría parlamentaria", y que esto "es una realidad que no se puede suspender, la democracia no se puede suspender", ha apuntado.

Torrent se ha comprometido "a seguir trabajando para defender los derechos de todos los diputados, incluidos los que lamentablemente se encuentran en prisión o en el exilio", y ha recordado al Gobierno del Estado que en un país democrático "corresponde a los representantes de la ciudadanía decidir y legislar sin injerencias".

"Aún estamos a tiempo de corregir el rumbo", ha apuntado, pero "ofrecer diálogo no está reñido con actuar, y no vamos a quedarnos con los brazos cruzados; los servicios jurídicos del Parlament analizarán la resolución del TC y también será analizada en términos políticos una vez la tengamos".

El presidente del Parlament ha finalizado su comparecencia exigiendo al Gobierno central "respeto al resultado electoral, a la voluntad de los catalanes, a los derechos de todos los diputados, a esta institución y a la democracia parlamentaria".

Efe