Un informe interno del CGPJ rechaza la vuelta del juez Vidal

La Comisión Permanente del Consejo estudiará el jueves el «expediente de idoneidad» negativo.

La Comisión Permanente del Consejo estudiará el jueves el «expediente de idoneidad» negativo.

El Consejo General del Poder Judicial tiene desde hace ya algunas semanas la petición de Santiago Vidal para regresar a la Carrera judicial, una vez cumplida la sanción de tres años que le impuso el órgano de gobierno de los jueces y magistrados como juez por su participación en la elaboración de una hipotética Constitución catalana y sus reiteradas declaraciones públicas en defensa de la independencia de Cataluña. Esta petición será analizada, previsiblemente, en la Comisión Permanente que celebrará el CGPJ el próximo jueves, según confirmaron a este periódico fuentes jurídicas.

Una vez solicitado el reingreso se inició un expediente de idoneidad sobre Vidal y la opción de que regresara a la judicatura en activo. En esa tramitación se pidió opinión al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y al propio interesado se le dio audiencia para que presentara sus argumentos. Además de ello, también se requirió al Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona la situación procesal en que se encuentra en la causa donde se investigan los preparativos del referéndum ilegal del 1 de octubre. En este procedimiento, Santiago Vidal está como investigado –imputado– y declaró como tal el pasado 28 de febrero.

Una vez que se ha contado con toda la documentación, los técnicos del Consejo han elaborado un informe en el que se concluye que Santiago Vidal no reúne los requisitos de idoneidad para volver a la Carrera, es decir, consideran que no debería ser readmitido.

Se trata, en todo caso, de una cuestión compleja y cuya decisión no será fácil. Como señalaron fuentes próximas al Consejo, «la idoneidad no se puede vincular a la sanción disciplinaria». En todo caso, la decisión de los técnicos no vincula en absoluto la decisión que puedan adoptar los cinco miembros de la Comisión Permanente.

Vidal fue sancionado por considerar que incurrió en una falta muy grave al no respetar los deberes constitucionales a los que está obligado como juez. El Promotor de la Acción de la Justicia, cargo que entonces desempeñaba Antonio Fonseca-Herrero, avalada por la Fiscalía, proponía su expulsión de la Carrera por la comisión de dos faltas muy graves, relacionadas con el ejercicio de actividades incompatibles con su condición de juez, así como por la «ignorancia inexcusable» de sus deberes judiciales.