Victoria incuestionable

La Razón
La RazónLa Razón

La victoria de Sanchez ha sido clara e incuestionable. Ha ganado con una diferencia que no deja lugar a dudas. En cuaquier caso –fuera el que fuera el resultado– había que haberlo aceptado pero esa aceptación es más inapelable después de que se haya producido con tanta rotundidad. Ahora lo único que hay que hacer es, partiendo de esta base, una valoración muy positiva de la movilización que ha habido a lo largo de la campaña electoral, lo cual redunda en la calidad democrática del proceso y del resultado mismo. A partir de esta realidad lo que queda es apoyar a quien ha sido elegido en el procedimiento que nos dimos los socialistas. Pedro Sanchez está muy reforzado de cara al Congreso. La experiencia acumulada le aconsejará inteligencia y generosidad en beneficio del conjunto del partido.