Política

Vox, más a la derecha que sus votantes

Los de Abascal superaron el umbral del 15% en diez comunidades el 10-N

Los de Abascal superaron el umbral del 15% en diez comunidades el 10-N.

Publicidad

A Vox se le clasifica como extrema derecha, pero si nos atenemos al análisis que de sus votantes realiza el CIS de octubre, observamos, según las respuestas de este electorado a la cuestión (pregunta 18) de autoubicarse en el eje izquierda/derecha, siendo 1 la extrema izquierda, y 10 la extrema derecha, que la media de los seguidores de Abascal se colocan en el punto 7,6, a solo 0,6 puntos más a la derecha que los votantes de Casado. Estos dos electorados ocupan la franja de la derecha, que va del 7 al 8. Mientras que los electores de Cs, con 5,7, se establecen en el segmento del centro derecha.

Si nos atenemos a los votantes de Abascal que más a la derecha se sitúan, en el valor 9 y 10 de la tabla antes referida, lo que podemos considerar extrema derecha, el porcentaje de los mismos es del 27,5%, menor que el 40,40% de los que se posicionan en valores de derecha, aunque superior a los más centrados, que son el 22,8%. Una pequeña parte, el 2% se reconoce de izquierdas. Esta estructura ideológica, marcadamente derechista, dista de la que presenta la extrema derecha francesa, con fuerte presencia de ex votantes de la izquierda gala.

Aquí, y a diferencia del Frente Nacional de Francia, tenemos un partido con una elevada composición de voto de derechas, de extrema derecha y de centro derecha, por ese mismo orden. Por lo tanto, podemos referirnos técnicamente a Vox como una escisión del PP.

Los propios votantes de Abascal ven más a la derecha a su partido que a ellos mismos (pregunta 19 del CIS). Si el votante medio de Vox se consideran en el punto 7,6 del eje izquierda/derecha, coloca a su partido en el nivel 8,7, más próximo de la extrema derecha. Y no muy lejano de la percepción media que el electorado de todos los partidos tiene de Vox, ya que en conjunto los españoles sitúan a esta formación en el punto 9,4, es decir, en la
extrema derecha. Incluso los votantes del PP casi coinciden con los votantes de Vox al situar al partido de Abascal en el
nivel 8,8.

Publicidad

Pero el líder de Vox es situado (pregunta 20 del CIS) por la opinión pública española más a la derecha que su partido, concretamente en 9,4 puntos. Los votantes de Abascal lo ubican en un nivel similar al del partido, con 8,6 puntos.

En la clasificación de familias ideológicas (pregunta 21 del CIS) no encontramos grandes diferencias con el electorado popular; el 71,4% de los votantes del PP se califica como conservador, demócrata cristiano o liberal. En el caso del electorado de Vox el porcentaje es del 64,4%. La única diferencia significativa se encuentra
en la categoría de nacionalista, en la que en el caso del PP es
del 1% y entre los de Abascal llega al 5,5%.

Publicidad

La formación del votante de Vox (pregunta 25aa del CIS) es mayoritariamente secundaria y de FP, el 45,3% tiene estudios de Secundaria y el 23,3% de FP. Porcentajes superiores a la media nacional y al de los votantes de los dos grandes partidos nacionales. Los votantes de Vox sin estudios o con estudios primarios son muchos menos que la media nacional o la de los electores de PSOE y PP. Donde el porcentaje de electores de Vox queda por debajo de la media nacional y de la de los dos grandes partidos es en los estudios universitarios.

El electorado de Vox tiene prácticamente la misma extracción social que la del PP; el 75,5% de los votantes de Abascal se consideran clases medias, y el 72,8% de los votantes de Casado (pregunta 28 del CIS). Ligeramente superior a la media del conjunto nacional que es del 68,7%.

Una característica que diferencia al votante medio de Vox, del resto de la media nacional y también del electorado del PSOE y PP, es que el 58,5% trabaja, por cuenta propia o ajena, frente al 47,9% de la media española o del 44% del PSOE o el 31,6% del PP. Otro hecho diferencial es la proporción de jubilados/pensionistas que componen su electorado, tan solo el 18,6%, frente a la media del censo español que es del 28,1%, o las medias del PP y PSOE; 47,6% y 32,7%, respectivamente.

Vox ha sido el partido que mayor crecimiento ha tenido en las elecciones generales del
10-N, con respecto a las del 28-A; ha aumentado su electorado en 951.971 votantes netos. Partía de los 2.688.092 votos y ha alcanzado los 3.640.063 votos. En escaños la ganancia ha sido de 28, pasando de 24 y llegando a los 52. Su voto se ha incrementado en un 35,4%.

Pero este crecimiento no ha sido uniforme en todo el territorio nacional, las comunidades autónomas en donde su avance ha sido superior a la media nacional son seis; destacando Canarias y Cataluña por sus aumentos espectaculares del 68,8% y 63,3%, respectivamente. Les sigue la Comunidad Valenciana con un avance del 44,6%. Mientras que en Andalucía, Extremadura y Murcia, su crecimiento ha sido alrededor del 40%. Concretamente del 41,5%; 40,6% y 39,2%, respectivamente.

A continuación las comunidades autónomas que han superado ligeramente el 30% de aumento en su voto; Baleares (32,1%), Galicia (31,9%) y Castilla-La Mancha (31%).

Publicidad

Rozando el 30% de incremento se encuentran Ceuta (29,1%) y Aragón (28,2%).

Les siguen las CCAA en donde su avance no ha llegado tan lejos pero superan el 20%; Comunidad de Madrid (23,6%), Castilla y León (22,9%), Asturias (22,3%) y Cantabria (21,1%).

La Rioja presenta una mejoría del 15,5%. Mientras que Navarra y el País Vasco registran tasas de crecimiento limitadas; del 5,0% y 1,5%, respectivamente y Melilla la única con una bajada, con un decrecimiento del 2,45%.

Independientemente del incremento registrado en cada autonomía, Vox consigue en 10 CCAA y las dos ciudades autónomas superar el porcentaje de voto nacional del 15,1% obtenido el 10-N. Destaca la Región de Murcia en donde alcanza el 28% de los votos emitidos, le siguen Castilla-La Mancha y Andalucía, con el 21,9% y 20,9%. A continuación se encuentran la Comunidad Valenciana y Madrid, con el 18,5% y 18,4%. Tras ellas Baleares y Aragón, con el 17,1% y 17,0%, respectivamente. Cerca de ellas se sitúan Extremadura (16,8%), Castilla y León (16,7%) y Asturias (15,9%). En todas ellas Vox ha conseguido superar su media nacional en voto, que es del 15,1%.