No lo olvides: es imprescindible proteger a tus hijos del sol. También fuera de la playa

Con la llegada de las altas temperaturas es muy importante protegerlos para ir al colegio también

La Asociación Española de Pediatría recomienda claramente no exponer al sol a los niños menores de seis meses. Sin embargo, todavía es frecuente ver en nuestras playas y piscinas a bebés de corta edad, así como a niños que juegan o se bañan al sol durante horas sin la protección solar adecuada.

Aunque muchos guardamos en la memoria esos interminables días de verano pasados en la playa o la piscina desde que teníamos uso de razón, lo cierto es que la Asociación Española de Pediatría recomienda claramente no exponer al sol a los niños menores de seis meses. Sin embargo, todavía es frecuente ver en nuestras playas y piscinas a bebés de corta edad, así como a niños que juegan o se bañan al sol durante horas sin la protección solar adecuada. Más allá de las playas y las piscinas muchas veces se nos olvida la protección y es un gran error. En el patio del colegio o en el parque están igualmente desprotegidos si no les ponemos crema solar. Debe ser un gesto diario antes de salir de casa: protección 50.

Conviene tener presente que la radiación solar provoca dos tipos de efectos en la piel: los daños a corto plazo, fruto de una exposición excesiva sin la protección adecuada (el típico enrojecimiento que todos hemos padecido en mayor o menor medida, que no es nada más ni nada menos que una quemadura de primer grado); y los daños a largo plazo, que se acumulan en la piel y resultan irreversibles (fotoenvejecimiento, manchas, resecamiento y rugosidad).

Incluso el ansiado bronceado no es un síntoma de salud, sino una señal de que la piel ha sido dañada por la radiación solar y se defiende aumentando la producción de pigmentos. Además, la exposición continuada al sol es un factor de riesgo para la aparición de un cáncer de piel. A pesar de eso, los datos que ofrece la Asociación Española contra el Cáncer indican que un 22 % de los padres y madres todavía no protegen adecuadamente a sus hijos de los efectos del sol.

En este sentido, hasta el 80 % de los daños por la exposición solar que recibimos durante toda la vida se originan durante la infancia y la adolescencia, aunque se manifiesten años después. Por lo tanto, conviene grabarse a fuego este mensaje: protección solar siempre y para todos.

Consejos para proteger a los niños del sol

Para disfrutar de forma segura de un día de playa o piscina con niños, el protector solar debe aplicarse antes de salir de casa, pues entre que buscamos un sitio, plantamos la sombrilla y desplegamos el “arsenal” playero, es posible que ya se hayan quemado. En los niños, siempre hay que usar un factor de protección solar (FPS) muy alto de 50, aplicando la crema en todas las partes del cuerpo expuestas al sol (incluidas las manos, pies, nariz, orejas y párpados. Por eso resulta más práctico extenderles el protector solar antes de que se pongan el bañador).

Es necesario repetir la aplicación cada dos horas o después de bañarse o sudar, aunque el producto fotoprotector sea resistente al agua. Además del protector solar, los niños deben usar sombrero para proteger la cabeza, así como gafas de sol infantiles que, aparte de proteger los ojos de la radiación solar, evitan que se resequen con la brisa y les entre arena. Por último, los niños deben beber mucho líquido (agua o zumos) para evitar la deshidratación.

A continuación presentamos una selección de productos de diferentes marcas y precios de protección solar para bebés y niños que ayudarán a disfrutar del sol del verano sin riesgos para la piel de los más pequeños.

Protector Solar Spray Pediatrics Transparent SPF50+ Isdin 200 ml 0m+

Los protectores solares infantiles de esta marca española figuran entre los más vendidos cada temporada. Este protector solar en formato de espray tiene una textura suave e hidratante para proteger la delicada piel de los niños. Se puede usar a partir de los 0 meses gracias a su fórmula hipoalergénica y protege contra la radiación UVA y UVB. Ver más información y precio.

Protector Solar Atopic Kids SPF50+ Protextrem 150 ml 0m+

Las pieles más sensibles requieren una protección adicional para exponerse al sol, pero con productos que no irriten la epidermis. Este protector solar para niños con pieles atópicas se presenta en un formato de crema para crear un efecto de barrera y ha sido probado dermatológicamente para evitar cualquier reacción en la piel. Ver más información y precio.

Leche Solar PST SPF50+ Denenes 300 ml 12m+

Aplicar correctamente la crema solar a un pequeñín impaciente por meterse en el agua o jugar en la arena es todo un reto. Este protector solar en formato de pistola facilita el proceso y su formato de gran capacidad permite varios días de uso. Con un FPS 50, protege de los rayos UVA, UVB e infrarrojos y no contiene alcohol ni parabenos. Ver más información y precio.

Spray Alta Protección SPF50 + Pistola de Agua Avène 200 ml 0m+

¿Quién dijo que la protección solar no es divertida? Este pack veraniego incluye un spray de alta protección solar FPS 50 de la marca Avène, especialmente pensado para niños de piel clara (rubios y pelirrojos), junto con una divertida pistola de agua para refrescarse. Por supuesto, la crema es resistente al agua e hidrata la piel con cada aplicación. Ver más información y precio.

Aftersun Mousse Reparadora Niños Ecran 200 ML 0M+

Además de usar un protector solar adecuado, también es importante nutrir la piel después de la exposición al sol. Con una cómoda aplicación en formato de espray, esta loción para después del sol calma, hidrata y repara la piel sensible de los niños tras un día de playa o piscina. Su fórmula es hipoalergénica y no contiene alcohol ni parabenos. Ver más información y precio.

Aftersun Loción Bio Alga Maris 150 ml

La tendencia bio también ha llegado al mundo de la protección solar infantil. Por ejemplo, este aftersun está elaborado con ingredientes totalmente naturales como la manteca de karité, el aloe vera y el alga gorria. Se puede aplicar en la cara y el cuerpo, tanto en niños como en adultos, para un rápido efecto calmante, hidratante y reparador. Ver más información y precio.