Publicidad
Publicidad
Familia

Torre Loizaga, destino chic familiar

Pocos lugares en España aúnan todas las características que definen la exclusividad como en la Bizkaina finca de Torre Loizaga.

Si eres de esas personas que buscas en tus escapadas aunar naturaleza, historia, arte, lujo, gastronomía y ¡coches!, este destino que te traemos hoy es una idea buena para ti. ¿Eres un apasionado de los coches con historia como los Rolls Royce y deseas transmitir esa pasión a tus hijos?

Publicidad

Si eres de esas personas que buscas en tus escapadas aunar naturaleza, historia, arte, lujo, gastronomía y ¡coches!, este destino que te traemos hoy es una idea buena para ti. ¿Eres un apasionado de los coches con historia como los Rolls Royce y deseas transmitir esa pasión a tus hijos? Si eres de esas personas que buscas en tus escapadas aunar naturaleza, historia, arte, lujo, gastronomía y ¡coches!, este destino que te traemos hoy es una idea buena para ti. ¿Eres un apasionado de los coches con historia como los Rolls Royce y deseas transmitir esa pasión a tus hijos? El lujo es algo que debe ir más allá de una pieza transmitiéndonos valores profundos e intangibles. Escondida entre montañas y colinas vascas visitar el Museo Torre Loizaga se convierte una experiencia única para el visitante. Este recóndito lugar destila refinamiento, exclusividad y esconde uno de los museos más importantes de coches del mundo.

Torre Loizaga es el sueño hecho realidad del carismático empresario Miguel de la Vía. Originario de Galdames, Miguel de la Vía ya correteaba de niño por las ruinas de la torre. Desde temprana edad Miguel aprendió a conducir coches con la ayuda del chófer de su padre y cuando se convirtió en un empresario de éxito decidió reconstruir la torre instalando el Museo de Rolls Royce más completo de Europa. La reconstrucción de Torre Loizaga se llevó a cabo a lo largo de tres décadas, período en que Miguel logró reunir 45 Rolls Royce correspondientes a todos los modelos fabricados por la marca desde 1910 hasta 1997.

Publicidad

La búsqueda de nuevos ejemplares de Rolls-Royce y de otras marcas desembocó en un conjunto de setenta y cinco vehículos provenientes de todo el mundo: la de Loizaga es una muestra representada por exclusivos modelos veteranos y clásicos. Esta excepcional muestra de coches es fruto al buen hacer de Miguel de la Vía que no escatimó medios ni esfuerzos para reunir un compendio de iconos del automovilismo, al tiempo que se dedicaba a mantener parte del legado histórico más importante de las Encartaciones

En la actualidad, el Museo Torre Loizaga es uno de los tres espacios del mundo donde se puede contemplar toda la serie Phantom, desde el modelo I al VI

Publicidad

Serie Rolls-Royce Phantom

El sucesor de la serie Silver Ghost, del que Torre Loizaga alberga joyas como el Open Fronted Limousine de 1912, uno de los cuatro ejemplares de Phantom I expuestos no fue construido en Derby, la factoría habitual de la firma en el Reino Unido, sino en la fábrica americana de Springfield, en los Estados Unidos, cerrada en 1931.

Publicidad

Phantom II

Entre los ejemplares expuestos destaca el vistoso modelo en aluminio pulido y de interior en cuero rojo y el modelo Continental de aspecto más deportivo. Son coches para ser conducidos por chofer, quien viajaba separado por una mampara de cristal en la parte central y se comunicaba con los pasajeros a través de una trompetilla instalada junto a los confortables y mullidos asientos

Phantom III

Paradigma del lujo y el confort, fue el primer modelo en incorporar un motor de doce cilindros. Una de las limusinas de la exposición luce la misma llamativa combinación de colores en amarillo y negro que el Phantom III del villano Goldfinger, enfrentado a James Bond.

Phantom IV

Considerado como el último “gran carruaje real” sólo se vendió a jefes de estado 17 unidades en todo el mundo. El “cuarto carruaje real” que está en España se encuentra en la Colección Miguel de la Vía y perteneció al Emir de Kuwait Abdullah III.

Phantom V

Uno de los Phantom V más famosos del mundo es el conocido como “Rolls-Royce psicodélico” perteneciente a John Lennon. La longitud del enorme chasis de este modelo convierte a este coche de seis metros en el más largo de toda la colección.

Phantom VI

Este modelo fue el elegido para circular en el Jubileo de Plata de la casa real británica y el elegido para protagonizar las bodas reales. Provisto de todas las comodidades, entre las que no falta un mueble-bar, este ejemplar se paseó por los estudios de Hollywood ya que perteneció a Sam Spiegel, productor de “Lawrence de Arabia”.

Segunda colección de coches.

Torre Loizaga guarda una grata sorpresa al visitante, ya que en ella se puede admirar una segunda colección compuesta por una treintena de coches antiguos clásicos y deportivos de marcas tan relevantes como Isotta Fraschini, Hispano-Suiza, De Dion-Boutton, Delaunay-Belleville, Mercedes, Jaguar, Ferrari o Lamborghini al que se suma una variada muestra de carruajes y hasta un camión de bomberos del parque inglés.

Eventos en Torre Loizaga

Desde 2016 la Casa Torre de Galdames tiene abierto el recinto a eventos públicos. Cabe destacar el exclusivo Salón High Motors & Luxury Show que tiene lugar el último fin de semana de septiembre, un evento destinado a personas con gustos afines que parten del mundo de los coches de alta gama para que puedan disfrutar de otros productos que incluyen arte, joyería, moda, gastronomía, ocio y conferencias. El broche de oro lo constituye el concurso de elegancia de coches Autobello cuya edición en Bilbao se suma a las de Madrid, Barcelona y Marbella. En la pasada edición se reunieron piezas tan cotizadas como el nuevo Mc Laren Senna, del que tan solo se fabricarán 500 unidades o el nuevo BMW Serie 8, presentado por primera vez al público en Torre Loizaga. Y en el recuerdo queda la Gran Boda India que acaparó la atención de todos los medios nacionales, una fastuosa celebración con 400 invitados que culminó el tercer día de boda con una ceremonia años 20 entre modelos Rolls-Royce de la época.

Los alrededores de Torre Loizaga

Torre Loizaga cuenta con unos alrededores de alto valor turístico y cultural. En La comarca de las Encartaciones podemos encontrar lugares tan importantes como la Ferrería de El Pobal, un taller de forja del siglo XVI en donde podemos ver como se trabajaba el hierro en aquella época, el Museo de Boinas La Encartada, un tesoro de maquinaria industrial o la Cueva de Pozalagua, ganadora del premio “Mejor Rincón 2013” por la Guía Repsol. Un lugar que sin lugar a dudas retiene la magia del Euskadi más desconocido e insólito.