Gente

El polígrafo: ¿Está Iker más preocupado que nunca por el estado de salud de Sara?

¿Está Iker más preocupado que nunca por el estado de salud de Sara?: VERDADERO

Publicidad

Claro, y parece lógico. Existe y siempre existirá entre ellos una espléndida relación por lo que es normal que cualquier cosa repercuta en el otro. Eso es el amor. De ahí la constante preocupación del guardamenta del Oporto, siempre pendiente de cómo evoluciona, si se rebaja o agrava la salud de su querida Sara, la madre de sus dos pequeños. Ojalá solo quede en un susto y puedan cumplir juntos todos sus proyectos personales y profesionales que a buen seguro son muchos.

¿Es cierto el rumor que apunta a que Malú está embarazada? falso

Las noticias, o rumores, sobre la pareja no cesan. Un runrún que solo acallarán las próximas semanas según esté y vean su cintura ensanchar, algo inevitable en el caso de que se confirmara la buena nueva de momento irreal. Por ahora basan el embarazo en la holgura de las camisetas que utiliza la cantante, por otro lado una tendencia entre las mujeres. La cosa está de boca en boca y acaso resulte, no digo que no. Echémosle paciencia porque si hay algo inocultable es un embarazo. Lo mejor, esperar.

Publicidad

Publicidad

¿Suenan ya campanas de boda entre Edurne y David de Gea?: VERDADERO

No es un idilio nuevo. La cantante y el guardameta llevan años de relación, aunque en la distancia, y se supone que antes o después acabará en boda. La pareja busca poder sostenerse y si fallan en lo profesional, queda el recurso de pretender dar el «sí, quiero». Nunca falla y al menos un tiempo les devuelve la actualidad perdida. Ahora queda ver si cumplen lo anunciado con tanta fanfarria, bombo y platillo, quizá eso cueste más. Edurne dijo que pronto podría casarse con De Gea. Sería un buen gol.

Publicidad

¿Tiene futuro la relación de Jordi Cruz con su nueva novia brasileña?: VERDADERO

Aunque el famoso cocinero es muy hermético y poco hablador, este amor salta a la vista. Él no pone pregoneros a sus nuevas amistades o líos pero se sabe que terminó su amor, ¡de ya ocho años! con Cristina Jiménez, que era encargada del restaurante de Cruz. Así todo quedaba en casa y ella compartía su amor sirviendo platos o atendiendo comandas que igual desde ahora recogerá encargos de «feijoadas» gracias a Rebeca Lima, una llamativa brasileña a la que Jordi saca 25 años.