Gente

La crónica de Mariñas: Fiasco y casi circo mediático en el duelo entre Olga Moreno y Rocío Carrasco

Solo cabe esperar que entren al trapo, se enfrenten abiertamente y peleen sin miedos reconociendo sinceramente que no pueden verse ni soportarse

Rocío Carrasco vs. Olga Moreno
Rocío Carrasco vs. Olga MorenoTelecinco

Aleluya, una nueva «estrella» llega a nuestra galería de populares, personas a los que sigo resistiéndome a llamar personajes. Olga Moreno entra con fuerza tras su llamativo triunfo televisivo. Fue inesperado y sorprendió incluso hasta causando desencanto y casi bastante decepción. Generó todo tipo de reacciones. No era lo que muchos esperaban. Fiasco y casi circo mediático montado con Olga y Rocío Carrasco que así revive tan sorprendentemente, de manera imprevista, parte de lo que contó. A ver si aprovecha la oportunidad. Es un buen atractivo veraniego, algo intrascendente y ligero, muy apetecible para despejar la modorra y mantenernos alerta, despiertos y curiosos sobre todo tras los primeros y llamativos resultados con 2.374.000 espectadores de media y un 26 por ciento de «share». Arrolló. Supone todo un estímulo, o tal creo. Será la batalla veraniega, y preveo que incluso otoñal. Durará y dará para mucho esta guerra montada, o mas bien prefabricada, entre la hija de su madre y la menos popular Olga Moreno que sin duda aprovechará lo que se le viene encima. Solo cabe esperar que entren al trapo, se enfrenten abiertamente y peleen sin miedos reconociendo sinceramente que no pueden verse ni soportarse. Resulta un mano a mano apetecible óptimo para ahuyentar el calor. Nada mejor que un intrascendente tema así para distraernos y relajarnos. A ver cuánto dura si es que se estira. Quizá lo alarguen buscando su propio beneficio y «tutti contenti». Así demostrarían ser muy listas y no dejar escapar las ocasiones que el azar pone en nuestro camino. Quedamos a la espera de qué será, cómo se desarrollará y de qué forma acabará el caso y descubrir qué parte de la pareja es mas hábil para salir relativamente indemne, algo bastante difícil. Ya saben, había una vez un circo, nada mejor que un buen espectáculo. Y de entrada, este promete. Quedamos a la espera, insisto y repito. A ver si podemos conciliar el sueño, algo que dudo porque la cosa social está tan mal pero este dúo no parece lo bastante fuerte, potente como para resistir. Olga esconde mucho y con valentía acabará asombrando. Ojalá no me equivoque, ojalá. El circo aquí sigue incluso hasta con payasas convertidas en personajes. Lo que hay que ver y soportar en esta España nuestra.