La nueva corte argentina: de una mujer actriz a un hijo “drag queen”

Los sucesores de Juliana Awada y Mauricio Macri se preparar para ocupar la casa del Gobierno

Alberto Fernández se ha impuesto a Mauricio Macri en las elecciones argentinas y con él su familia que ya se conoce como la nueva corte argentina. Los Fernández han entrado en el poder pisando fuerte y es que el nuevo presidente contará con el apoyo de la futura primera dama, Fabiola Yáñez, quien tiene el listón muy alto tras el paso de la ex primera dama, Juliana Awada. La periodista y actriz comparte con ella una personalidad muy fuerte y ambas se caracterizan por estar muy seguras de ellas mismas. No les une el estilismo, pues el de la mujer de Mauricio Macri está mucho más vinculado al mundo empresarial, al que se dedica, mientras que el de la futura primera dama, al del espectáculo.

Cierto es que a Yáñez tablas y experiencia no le faltan pues comenzó su andadura televisiva como presentadora de un programa infantil en Rosario, antes de mudarse a la ciudad argentina de Palermo, donde estudió periodismo al mismo tiempo que recibía clases de interpretación. También participó en el programa “Incorrectas” presentado por Moria Casán, una de las grandes de la televisión argentina y en el programa de Radio 10 “Común y corrientes” donde trabaja actualmente. Como actriz, participó en la comedia “Entretolones” junto a Fabián Gianola, a quien denunció por acosó sexual. Pero todo cambió para Yáñez cuando en 2013 conoció al politico en una entrevista durante sus estudios de periodismo. Un auténtico flechazo pues solo tres años más tarde se comprometieron en París. La futura primera dama cuenta con un número importante de seguidores en su cuenta de Instagram, y aunque mantenía un perfil bajo, desde que Fernández lanzó su candidatura ha tomado notoriedad. Solo queda esperar para saber si hará tan buenas migas con doña Letizia como su predecesora.

El nuevo presidente contará también con el apoyo de su hijo de 24 años, Estinislao, fruto de su relación con Marcela Luchetti de quien se separó en 2005. El joven es conocido en las redes sociales, donde cuenta con más de 100.000 seguidores, por aparecer habitualmente como “drag queen” y arrasar con sus “performances”. Es además gran seguidor del anime japonés, suele asistir a fiestas y eventos en la noche porteña disfrazado de algún personaje y cuenta con un apodo que ya es conocido en Buenos Aires: Dyhzy. El hijo de Fernández es estudiante de Ilustración y fue premiado en su Universidad por un trabajo titulado “El poder del maquillaje”. Pero, a pesar de esta faceta parece que no le sentó muy bien en un principio que su padre se presentase a las elecciones: “Cuando mi padre me lo contó fue un jarro de agua fría. Me puse a llorar porque no pensaba que él fuese a ser presidente y tampoco que se lo propsuiesen por la figura controvertida que tiene con el peronismo”. Estanislao ha compartido con sus seguidores en YouTube que ahora su tarea es vencer el pánico escénico: “Nunca voy a estar preparado pero es lo que me toca. Hay gente a la que le tocan padres sobreprotectores y a otros políticos. Esto me quita la posibilidad de crecer por mis propios méritos”. Además confiesa que gracias a la novia de su padre ha empezado a ver esta posibilidad como una oportunidad para que se vuelva visible todo el acoso que sufren los “drag queen”. Por el momento, el joven ha dejado claro que él no quiere vivir en la residencia oficial presidencial ubicada en Olivos.