Pragmatismo dulce

ÚRSULA VON DER LEYEN

Con el tercer mandato recién comenzado de Angela Merkel, tocaba repartir carteras, y por primera vez en Alemania una mujer ocupa la del Ministerio de Defensa: ella es Ursula von der Leyen, anterior ministra de Asuntos Sociales. Belga de nacimiento y doctorada en Ginecología, no comenzó su carrera política hasta los 42 años pero en poco más de diez, se ha convertido en uno de los políticos más populares de Alemania, además de ser madre de 7 hijos. Tanta perfección en el dominio del tiempo estoy segura que resultará incluso molesta para algunos de sus compañeros políticos. Pero ahí está ella, con una seguridad aplastante, fama de política resolutiva cuando llegan los problemas y con todos los boletos para poder llegar a ser la perfecta sucesora de la canciller alemana. Ambas son directas y claras, evitan la retórica política, pero Van Der Leyden sonríe muchísimo más y este ejemplo en la forma de dirigirse en política es una clara metáfora de sus similitudes y diferencias a la hora de vestir. Su estilo no dista mucho del de la canciller en cuanto a pragmatismo diario, la ropa sirve para un fin, sin florituras ni adornos; en lo que sí se diferencian es en los momentos de ceremonia social, donde podemos tomar nota de un gusto más refinado y cierta cercanía por disfrutar también de lo social y lo lúdico, algo que no parece interesar a la canciller.

Gestos delatores; por Valvanuz Sánchez de Amoraga

Una fuerza de una voluntad de hierro

Ursula von der Leyen es una mujer de carácter, lo demuestra en su paso firme, en un ritmo de zancada fuerte y en el tono de voz potente que utiliza en sus discursos. Posee mucha energía, y gran capacidad de liderazgo, como denotan sus brazos cuando los balancea al andar al mismo ritmo que el paso. Mujer extrovertida y con capacidad de comunicación, no duda en expresarse sin miedo y con gran soltura en sus intervenciones públicas. Sus movimientos en los mítines son de apertura, extiende los brazos, inclina su cuerpo hacia delante, establece vínculos con la mirada. Eso sí, se expresa excesivamente rápido, tal vez porque piensa a mucha velocidad, pero al tener un tono de voz fuerte, esta forma de hablar tan deprisa dificulta la comprensión. Es una persona muy segura de sí misma, con una buena autoestima porque posa los pies firmemente en el suelo y en paralelo, su espalda se mantiene recta, y se recuesta en los sillones con total naturalidad durante sus entrevistas. Los movimientos horizontales de sus brazos enlos mítines dan mucha fuerza a sus mensajes, pero al realizarlos en general con el brazos derecho y con tanta impulsividad, nos muestra una fuerte predominancia de su lado lógico y racional. Algo que se refuerza cuando enumera con los dedos, lo que denota que sus intervenciones están muy bien estructuradas.

Necesita mejorar; por Marta Boira

Vitaminas para el aspecto fatigado

Para la ministra Ursula von der Leyen recomiendo un tratamiento combinado de las dos tecnologías más eficaces del momento: Thermage CPT facial y el láser Fraxel. Por un lado, con el Thermage se conseguiría tratar la flacidez del tercio inferior del rostro. Además, al ser la radiofrecuencia más potente del mercado consigue llegar a las capas más profundas y reafirmarlas desde el interior. Después, teniendo en cuenta que tiene una piel muy clara sometida al frío de Alemania, le aplicaría el láser Fraxel. Gracias a éste, podríamos conseguir renovar el DNA de su piel y lograr un aspecto de piel lisa y libre de imperfecciones. Al mismo tiempo,por medio del colágeno, se conseguirá prevenir una posible lesión precancerígena como la queratosis actínica, que acostumbra a ser muy frecuente en pieles como la de la política.

La explicación es que, al ser tan claras, sufren bastantes agresiones externas por culpa del frío en invierno y el sol en verano.