Paris Hilton opacó a Ana Obregón en Barcelona

«Eugenia Silva y yo teníamos proyectos distintos», ésta es la causa de su ruptura y según afirma el propio

Paris Hilton junto a su novio, el modelo River Viiperi, durante 080 Barcelona
Paris Hilton junto a su novio, el modelo River Viiperi, durante 080 Barcelona

Artur Mas se mostraba más triunfante que nunca al inaugurar junto a su conseller Felipe Puig el nuevo centro de desfiles y futuro museo del traje de la Ciudad Condal, el DHUB. El primer desfile de esta edición de la pasarela 080, que intenta ponérselo difícil a la Mercedes Benz Fashion Week a punto de celebrarse, llegó de la mano de Mango. Supongo que por aquello del amor o por la pasión irrefrenable, Paris Hilton fue la invitada de lujo al evento, e iba para arropar, o más bien perseguir, a su novio, el modelo español River Viiperi. La «celebrity» consiguió acaparar todos los focos frente al famoseo patrio situado en la primera fila del «front row», en el que Anita Obregón se quiso hacer notar vestida de rojo chillón, sin éxito, pues no llamó la atención.

Paris se pasó el desfile embelesada con su joven amor ibicenco que exhibió sus robustas piernas con un pantalón corto de color crema. No es un «guaperas» a la vieja usanza, está más cerca del aire romántico de Jon Kortajarena, quien desfiló con un coro de gritos piropeándole; tanto, que incluso consiguieron arrancar una sonrisa a María, la esposa de don Mariano Puig, la que acentuó su estilo con una bufanda de zorro negro. Un estilo, el de las pieles, que permanece en auge, igual que la risa de Dolly Fontana que venía de comer con Maribel Yébenes y Gerard Sintes, director del emblemático Hotel Mandarín situado en el Paseo de Gracia.

La Barcelona Fashion Week sirvió de reencuentro entre personas de la talla de Leopoldo Rodés con Ainhoa, bromeando sobre quién erró al casarse, o Joan Vahils, el primer marido de Arantxa Sánchez Vicario, con Helena García. También reunió a Álvaro Bultó, el que fuera pretendido por la Infanta Cristina, con José Creuheras, vicepresidente del Grupo Planeta. Se vió además a Manuel Jadraque, el joven director de Desigual, que supera a Custo ya con 330 locales propios en todo el mundo y 11.000 puntos de venta, quien justificó el cambio de Irina Shayk como imagen de la marca por la barcelonizada Bar Refaeli. Por otra parte, Olivia de Borbón iba tentadora con un traje de dos cremalleras laterales y Diego Osorio recibía propuestas para ser imagen de una firma, que no modelo, ya que interesa mucho tras romper con Eugenia Silva porque «teníamos proyectos distintos», tal y como él mismo afirma.