Santiago Abascal comienza la campaña en la barbería

El líder de Vox comparte con sus seguidores en las redes sociales una foto en la que se le ve preparando su imagen para el debate que tendrá con sus otro cuatro contrincantes el lunes

Santiago Abascal, en La Barbería de Vergara. Foto: Instagram
Santiago Abascal, en La Barbería de Vergara. Foto: Instagram

El líder de Vox comparte con sus seguidores en las redes sociales una foto en la que se le ve preparando su imagen para el debate que tendrá con sus otro cuatro contrincantes el lunes.

El líder de Vox se prepara para una semana difícil en la que tendrá que afianzar los datos que le otorgan muchas de las encuestas electorales que lo colocan en tercera posición en intención de voto. Ya sabíamos que cuida su imagen, y así nos los hizo ver al compartir con sus seguidores en las redes sociales una imagen en La Barbería de Vergara, local del que es asiduo. Una puesta a punto una vez al mes. Las canas incipientes no las toca. Nada de tintes. La barba se ha convertido en uno de los temas de discusión entre los politólogos. Que se lo pregunten a Pablo Casado. Ya no son solo las mujeres las que se ven sometidas a la lupa de los entendidos en estética.

“Aquí Elvis, un cubano con las cosas muy claras, y uno de los pocos tipos a los que les confío el cuello, escribió Abascal junto a las imágenes”, refiriéndose al profesional que cuida de la marca de la casa Vox. Le espera el debate televisivo en el que se verá las caras con los otro cuatro líderes políticos el próximo lunes.

Su mujer, Lidia Bedman, “influencer” con mucho tirón en las redes, se encarga también de asesorar a su marido. En cuanto a su vestimenta, como dejo dicho en este sitio el especialista José Luis Díez-Garde, Abascal no tiene complejos en sacar los colores de la bandera de España ya sea en su reloj, en su calzado o en sus chaquetas. Viene de una familia ligada a la moda. Su padre era propietario de Novedades Abascal (ahora se llama Moda Abascal). Una de las prendas estrella de su armario es el chaleco acolchado. Lo suele llevar encima de una camisa, muchas de ellas de la firma El Capote.

En cuanto a la barba, luce uno de las variantes más a la moda, el modelo Ducktail, corta en las patillas y más larga a la altura de la barbilla. Es, posiblemente, la mejor barba de nuestros políticos. Tal vez por eso la cuida tanto. Este martes apareció en un mitin en Jaén, en el teatro Infanta Leonor, que se quedó pequeño ante la gran afluencia de público, tanto que se habilitó una pantalla gigante en el “hall”. Es la tónica habitual de sus últimos mítines en los que se cuelga el cartel de “No hay billetes”.

Los actos multitudinarios ya no se celebran solo en la icónica plaza de Vistaalegre. A pesar de ello, por la mañana, en una entrevista en el programa “Es la mañana de Federico” se mostró escéptico ante estas señales optimistas y aseguró que “ni estábamos decaídos ni estamos exultantes”. En los próximos días veremos a sus contrincantes en actos de partido cada día en los que la imagen jugarán un papel importante. Los asesores de campaña tienen claro qué mensaje deben transmitir con el lenguaje no verbal, y parte de ese vocabulario está en la moda.