Green Smoothie, el batido de moda

Ilumina la piel, depura el organismo, sacia el apetito y fortalece la masa muscular. Eva Longoria, Alessandra Ambrosio o Elsa Pataky, entre otras adictas al batido verde.

Desde que Gisle Bündchen, Alessandra Ambrosio o Elsa Pataky se dejaron fotografiar con estos “brevajes”, los Green Smoothies se han convertido en lo más trendy. Pero, además de estar de moda, son el complemento ideal para aumentar la eficacia de las dietas depurativas y energizantes.

Un Green Smoothie no es, ni más ni menos, que un batido verde hecho a base de frutas o vegetales verdes y agua, pero dicho en inglés parece mucho más «cool». Sus beneficios parecen notables y basta con sustituir una comida con uno de estos productos y los resultados son bastante notorios. Las combinaciones pueden ser miles. La base debe de ser agua, leche vegetal o agua de coco. A continuación elegiremos tantos vegetales de hoja verde como queramos ( lechuga, canónigos, col, berros, espinacas, acelgas....) Y, por último una fruta dulce o ácida, como deseemos ( plátano, caqui higos, kiwi, fresas...)

Como sabor adicional podemos añadir limón, canela o vainilla. Además, añadiendo algún ingrediente más, podemos convertir la bebida en una opción detox o energizante. Para el primer caso añadiríamos hierba de trigo chlorella o espirulina y en el sengundo: cacao, lücuma o maca

Como endulzante: azúcar de coco, pasas, dátiles, Estevia o frutos secos.

En principio la proporción debe de ser de 70% fruta y 30% vegetal, aunque a medida que le cojamos gusto al sabor podemos ir aumentando la proporción vegetal.

Clorofila, la sangre verde

El químico alemán Richard Willstätter (premio Nobel 1915 por sus investigaciones sobre pigmentos vegetales, en especial la clorofila) determinó que la molécula de la clorofila es parecida a la de nuestra hemoglobina, por eso la denominó sangre verde.

Entre los beneficios de ingerir clorofila con frecuencia son varios: previene el cáncer, aporte extra de hierro, mejora el funcionamiento del sistema circulatorio, respiratorio, inmune y digestivo....

Al principio, reconozco que cuesta tomarlos (el color verde sospechoso es difícil de digerir...). Pero es como todo, cuando te acostumbras llegan a gustarte y son una alternativa más sana que los zumos envasados. Además, los beneficios que aportan al organismo parecen compensar, no crees.¡Anímate a probar!