La escuela concertada sale a la calle contra los recortes salariales

Más de 5.000 personas dicen basta a la discriminación por parte del Govern

Miles de personas se manifestaron ayer ante el Palau de la Generalitat para protestar contra los recortes la educación concertada
Miles de personas se manifestaron ayer ante el Palau de la Generalitat para protestar contra los recortes la educación concertada

BARCELONA- La comunidad educativa concertada alzó ayer la voz al unísono para protestar por los recortes impuestos por el Govern en salarios y acuerdos con los centros. Frente a las puertas de la Generalitat, en la plaza Sant Jaume, se concentraron más de 5.000 representantes de patronales, profesores y padres llegados de diferentes puntos de Cataluña. «¡No a la discriminación!», gritaron una y otra vez animados por los organizadores, micrófono en mano. La protesta estuvo liderada por ocho entidades educativas, a las que se adhirieron otras como la Federación de Sindicatos independientes de educación de Cataluña y tuvo por objetivo decir basta a una situación insólita. A pesar de que los profesores de la concertada trabajan para empresas privadas, y, por lo tanto, su situación laboral se rige por convenios colectivos, la Generalitat pretende aplicarles un recorte en el salario del 5 por ciento como si de funcionarios se tratase. Además, también está prevista una reducción de los conciertos, por lo que la estructura de los centros deberá hacer frente a un nuevo curso con menos recursos económicos. Cabe señalar que las nóminas de estos docentes pueden pagarse de tres maneras distintas. La mayoría recibe su salario directamente de la Generalitat, otros de los propios centros educativos y una tercera parte de ambos. En este sentido, la reducción salarial impuesta por el Govern creará desequilibrios laborales y podrá conllevar conflictos en el seno de los propios colegios e institutos catalanes.Desde hace más de 20 años, los trabajadores de la escuela concertada vienen reivindicando que su estatus sea homologado al de los profesores del sector educativo público, en cuanto a salario, complementos, horas lectivas, etc. Sin embargo, aún hoy, cobran, de media, un 10 por ciento menos que los docentes que enseñan en centros públicos, imparten más horas lectivas a la semana y no gozan de los mismos derechos en cuanto a suplementos de antigüedad o tutoría, entre otros. «¿Qué justicia o equidad puede haber en el hecho de equiparlos en las desventajas?», cuestionaba el manifiesto suscrito por todas las entidades movilizadas.«Antes de descontar hay que homologar», predicaban varias pancartas. En este sentido, el profesorado se siente moral y legalmente amparado para oponerse con firmeza a la decisión del Govern.

El 40% de los escolaresAsimismo, los titulares de los centros rechazan la medida gubernamental por romper unilateralmente el diálogo establecido, que los deja en la estacada sin derecho a réplica, y exigen «una respuesta a la crisis, pactada, solidaria y bien gestionada». De hecho, el sector concertado representa cerca del 40 por ciento de la escolarización en Cataluña.Finalmente, las madres y los padres denuncian que «le hemos ahorrado y le seguimos ahorrando mucho dinero a la administración pública» para que ahora se discrimine económicamente a los centros, una medida que repercutirá en la educación de sus hijos. La de ayer fue la primera movilización de la concertada, que no descarta llegar a la Justicia.