Gallos ponedores

La Razón
La RazónLa Razón

Lunes, 3: suspiros Para Bécquer, el poeta, claro, los suspiros son aire y van al aire. Para el deporte, los suspiros son gritos de alivio y airean el ánimo. Cristiano Ronaldo, ayer, a dos suspiros del final, puso el 3-2 en el marcador, «uf qué alivio», suspiró el madridismo. Y también a dos suspiros del final, ese casi seguro sucesor del todavía «inmortal» Rossi, o sea nuestro Jorge Lorenzo, otro pequeñito con corazón y gónada de elefante, le ganó la carrera a Pedrosa. ¡Qué domingo de suspiros! Martes, 4: Seve Palacio de Oriente. La Familia Real casi al completo. Real en- trega de los Premios Nacionales del Deporte. La ovación clamorosa fue para el apóstol Severiano Ballesteros (los otros apóstoles canónicos del deporte son Santana, Bahamontes y Nieto). Seve es toda una vida españolizando con el golf y el milagro de una vida que le hizo, con un par, un colosal «eagle» a la señora de la guadaña. Xavi, mi bajito favorito (¡Dios, que no desampare a Del Bosque!), no estuvo en el acto por razones profesionales: recogieron el galardón sus padres. Marta Domínguez, de oro y plata (pelo y traje) y piernas de plata y oro, concitó otro de los nutridos aplausos. Hu- bo, naturalmente, más entorchados, pero aquí no me caben todos. El Rey, como siempre, ingenioso y dulce con los laureados. Si la política fuese co- mo el deporte... Miércoles, 5: ponedores El fútbol «sangre azul», el fútbol césareo, lo simbolizan Messi y Cristiano Ronaldo, quienes en tarde o noche de inspiración ponen los goles de dos en dos y hasta de tres en tres. Gallos ponedores. ¿Es Me- ssi el mejor? ¿Es el mejor Cristiano? Cada uno en lo suyo es el mejor, pues son diferentes. Lo son hasta en la forma de celebrar sus goles. Messi mira hacia el cielo; «Señor, gracias», parece susurrar. Cristiano, en cambio, expresa su alegría gol- peándose el pecho con los puños, «mira como apalea su tórax en plan "primate sapiens"», oí esta noche. Los dos, pues, tan diferentemente maravillosos como maravillosamente únicos. –Los dos en el Real Madrid, ¡qué maravilla! –Eso.Jueves, 6: caimán El foro bombón (íntimo, acogedor, grato) de Madrid (Alcobendas es una rama de la capital) es el foro Fundación Ferrándiz/As. Fernando Verdasco: sentido común, humildad, elegancia. Para Verdasco, sintetizando, Federer es el mejor de todos los tiempos; Rafa Nadal, «un hueso»; Agassi, su ídolo. «Yo quería ser co- mo él», dice. A la pregunta de un escolar (otro acierto del fo- ro es invitar siempre a un cole- gio), contesta franciscanamente que es más fácil que Cristiano gane una Liga que él un «Grand Slam». Tiene 26 años, espera jugar hasta los 30 ó 32. Una colegiala adolescente, a la que roza Verdasco, exclama: «¡Está caimán!».Sábado, 8: ClementeSi todo es toro hasta el rabo, también la Liga es fútbol hasta la última jornada. El Barça, recreando, es incuestionablemente el mejor. Al César lo que es del César y al Barça lo que es del Barça. Pero el fútbol, como se sabe, es frívolo e impredecible, a veces incluso cruel. El Inter de Mourinho, poco menos que contra pronóstico, escachifolló al Barça en la «Champions League». «¡Oh, no!». Oh, sí: cruel. «¿Será capaz el Valladolid de Javier Clemente –«ensueña Miguel García Cotrina– de escachifollarle la Liga al Barça?». Le contesto: «Javier es tan peligroso como Mourinho y, además, el fútbol, como la vida, también es sueño». Quién sabe. Hay Liga.