Paisajes que debe visitar antes de que desaparezcan

Un repaso por algunos de los lugares que están amenazados y que según los expertos podrían desaparecer en un futuro, desde el desierto de Chihuahua en México al caúce del río Yangtsé en China.

Monumentos tan emblemáticos como el Stonehenge, en Reino Unido, se ven amenazados por el turismo masivo
Monumentos tan emblemáticos como el Stonehenge, en Reino Unido, se ven amenazados por el turismo masivo

Algunos de los mayores tesoros naturales que alberga el planeta se encuentran gravemente amenazados. La selva del Amazonas, la barrera coralina australiana o el curso del río Yangtsé son sólo unos pocos ejemplos de parajes que están al borde de la desaparición. La agresiva acción del hombre es la principal amenaza a la que tienen que hacer frente. Éstos son algunos de ellos. [Vea la galería de imágenes]

La Gran barrera de Coral (Australia)Las agrupaciones coralinas de las aguas australianas conforman uno de los espacios naturales que hoy se encuentran gravemente amenazados. Así lo demostraron los estudios realizados por el Instituto Australiano de Ciencias Marinas en 2009 y publicados por la revista «Science». Según esta pesquisa, el crecimiento de la Gran barrera de coral australiana, uno de los lugares con mayor biodiversidad del mundo, ha descendido hasta un 14% en las últimas dos décadas. Los principales factores que amenazan la supervivencia futura de este espacio natural son el calentamiento del mar y el aumento de la acidez del agua que se produce como consecuencia de un crecimiento del nivel de dióxido de carbono en la atmósfera. Este segundo factor es el que más preocupa a los científicos ya que la acidez frena la calcificación de los corales, un proceso indispensable para su reproducción. Los expertos creen que 2050 será la fecha en la que esta maravilla natural dejará de crecer si no se pone algún remedio.Los manglares de Sundarbans (India y Bangladesh)Los bosques de manglares que se encuentran en el delta de Sundarbans, en el golfo de Bengala, también están al borde de la desaparición. Una auténtica joya biológica teniendo en cuenta que se trata del único hábitat natural que alberga al tigre de Bengala (especie en peligro de extinción que se ha convertido en el animal nacional de India y Bangladesh). El aumento del nivel del mar es la gran amenaza a la que se enfrenta el Parque Nacional de Sundarbans. Los expertos estiman que para 2020, el 15% de estos bosques de manglares quedará totalmente sumergido por las aguas.El cauce del río Yangtsé (China)Numerosos factores amenazan al Yangtsé, el mayor río de China y el tercero del mundo después del Amazonas. Al gran crecimiento industrial que ha experimentado el país en los últimos años, hay que sumar el continuo desgaste provocado por la superpoblación que vive en las riveras de su cauce. Dos factores que hacen que el Yangtsé esté en el deshonroso ránking de los diez ríos más contaminados del planeta. Esta situación tan delicada ha propiciado que numerosas organizaciones ecologistas alerten del peligro que corren algunas especies animales endémicas. El baiji, conocido popularmente como el delfín del río Yangtsé, es considerada una de las especies animales más raras del mundo y actualmente está al borde de la extinción (en 2006 se llegó incluso a declarar extinto). Un animal que ha tenido que enfrentarse a la excesiva navegación de estas aguas y a la construcción de grandes obras hidroeléctricas, como la de las Tres Gargantas, la presa más grande del mundo.La selva amazónica (Brasil)El llamado pulmón del planeta tampoco pasa por su mejor momento. La deforestación es hasta hoy la principal amenaza de la selva amazónica. El afán de Brasil por convertirse en el primer productor de soja y de biocombustibles está dejando paisajes desoladores donde antes había una frondosa selva tropical. A esto también hay que sumar el auge que hoy día vive el mercado de la carne de res brasileña, que ha provocado que numerosas hectáreas de selva amazónica hayan sido sustituidas por terrenos para la explotación ganadera. Ya se han anunciado ambiciosos procesos de reforestación, aunque los ecologistas ven con escepticismo estas medidas. No es para menos, los datos aún son escalofriantes: el 40% de toda la selva amazónica podría desaparecer antes de 2050, según un estudio publicado por la revista «Nature».El desierto de Chihuahua (México y Estados Unidos)El de Chihuahua es uno de los desiertos más ricos del mundo en cuanto a biodiversidad, ya que en él habitan numerosas especies endémicas, tanto animales como vegetales. Sin embargo, el aumento térmico que apuntan algunos estudios, así como la reducción de las precipitaciones en la zona, ya de por sí escasas, podrían poner en peligro esta inusual riqueza desértica. Las costas mexicanas del Pacífico o algunos bosques montañosos del país también corren peligro de desaparecer, según el Instituto de Biología de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México).Deshielo en Groenlandia y la AntártidaEl inminente deshielo que sufren Groenlandia y la Antártida también preocupa a científicos y ecologistas. Y no es para menos. En 2006, la revista «Science» alertaba de que en 2100 las capas de hielo de Groenlandia y de la Antártida se fundirían por completo. Un desastre natural que tendría graves consecuencias en todo el planeta. El problema, lejos de solucionarse, se ha agravado y cuatro años después los satélites dotados de sensores láser han detectado que el deshielo en ambos territorios se ha acelerado.¿Y el Patrimonio de la Humanidad?No sólo la naturaleza se ve amenazada por la acción del hombre. Algunas obras del propio patrimonio artístico y cultural que conservan numerosos países del mundo se encuentran en una situación más que crítica. Las ruinas del complejo peruano del Machu Pichu, el Stonehenge en Reino Unido o la histórica ciudad india de Jaisalmer son algunos de los muchos monumentos que actualmente se encuentran amenazados por el turismo incontrolado. Auténticos tesoros que también podríamos perder de aquí a unos años.