Banco de Tierras y apoyo a jóvenes agricultores para mejorar el campo

La consejera de Agricultura y Ganadería anuncia a LA RAZÓN el impulso de ayudas para realizar proyectos.

La consejera Silvia Clemente visita una explotación agraria de jóvenes, en la provincia de Valladolid
La consejera Silvia Clemente visita una explotación agraria de jóvenes, en la provincia de Valladolid

Valladolid- La creación de un «Banco de Tierras» y la puesta en marcha de la oficina de apoyo al servicio de jóvenes emprendedores del sector son algunas de las iniciativas que va a impulsar la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, para fortalecer el campo de Castilla y León.
Y es que, según declaró Silvia Clemente, a LA RAZÓN, el relevo generacional en el sector agrario es el elemento clave para asegura la creación de empleo en el medio rural y paliar la pérdida natural de efectivos que, debida a la mejora de factores como la productividad.
Por este motivo, el Gobierno Herrera impulsará la oficina que permitirá un respaldo personalizado a cada emprendedor agrario poniendo a su disposición servicios a la carta de sus necesidades.
Entre ellas destaca el apoyo técnico especializado, el asesoramiento para el acceso en las mejores condiciones a las ayudas existentes, la creación de ayudas ad-hoc para las necesidades específicas de cada proyecto, así como un servicio de tutorización y seguimiento de los jóvenes emprendedores agrarios durante los dos primeros años de actividad.

Instrumento esencial
Esta iniciativa será un instrumento esencial para conseguir que nuestro sistema de ayudas y de estímulos pueda adaptarse individualmente a las necesidades concretas y reales de los emprendedores de manera completamente personalizada.
Silvia Clemente también anunció la creación de un «Banco de Tierras» con el objetivo de incentivar que, aquellos propietarios de terrenos que no estén productivos, los pongan a disposición de aquellos jóvenes que, queriéndose incorporar a la actividad agraria, no dispongan de volumen suficiente para hacer rentable su actividad.
El fin es ligar las vocaciones emprendedoras en el sector agrario con el base territorial necesaria para aquellos que carezcan de ella, y se incentivará a las personas que se jubilen.
La consejera apuesta además por mejorar el modelo de incentivos para el cese anticipado, facilitando el relevo generacional.
Por último, la Junta dotara de un fondo de «Capital Semilla» para participar en los proyectos más innovadores del sector primario y agroalimentario impulsados por jóvenes emprendedores facilitando el acceso a la financiación de nuevos proyectos.