Grecia recuerda a Alemania su pasado nazi

Enfrentamiento en Bruselas a cuenta del estado de las cárceles helenas 

Grecia recuerda a Alemania su pasado nazi
Grecia recuerda a Alemania su pasado nazi

Bruselas- El rescate de Grecia, a costa de los préstamos de sus socios europeos, sobre todo de Alemania, ha disparado la tensión entre Atenas y Berlín. El malestar, provocado por una Grecia incapaz de cumplir con su parte de lo acordado y una Alemania que pierde la paciencia, empieza a ser difícil de camuflar para los gobiernos de ambos países, hasta el punto de que en el Consejo de Interior del pasado jueves, en Bruselas, el representante griego reflotó de manera indirecta el pasado más oscuro de la historia alemana reciente.

«Alemania debería tener más cuidado antes de pronunciarse sobre temas de derechos humanos», reprochó el ministro de Protección Civil griego, Christos Papoutsis, al viceministro de Interior alemán, Ole Schroeder, según comentan a LA RAZÓN personas que siguieron la discusión a puerta cerrada.

Los ministros se encontraban debatiendo la reforma de Schengen. Durante su intervención, Schroeder recordó que una delegación de parlamentarios alemanes, que visitó Grecia, denunció las malas condiciones en las que se retenía a inmigrantes indocumentados, llegando a vulnerar sus derechos. Antes de que la Comisión Europea pusiera fin a la ronda de intervenciones, Papoutsis volvió a pedir la palabra al informarle su delegación sobre los duros comentarios del alemán.

El representante griego recordó entonces la complicada situación por la que atraviesan, no sólo por ser una de las frontera exteriores más vulnerables de la UE por la que llegan cada año, según sus cifras 100.000 inmigrantes, sino también por la sequía de sus arcas nacionales. «Cuando el Gobierno está pidiendo sacrificios y los griegos han visto reducidos sus ingresos, sería contradictorio que el presupuesto nacional se dedicara a mejorar los centros de detención para inmigrantes ilegales», comentó.

Para rematar, Papoutsis dijo que «Alemania debería tener más cuidado antes de pronunciarse sobre temas de derechos humanos», en referencia a un pasado que comparó con el de su país: «La democracia nació en Grecia».

La delegación alemana no fue la única dura con el estado en el que se encuentran los centros de detención griegos. La comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, dijo en la rueda de prensa posterior al debate del jueves que «las condiciones eran horribles», como ella misma vio cuando los visitó.

«Condiciones inhumanas»
El debate sobre las prisiones griegas lo inauguró este miércoles Human Rights Watch. La ONG publicó un informe en el que denunció las «condiciones inhumanas y degradantes» de los inmigrantes detenidos en la frontera greco-turca, enviados a Grecia en masa por encima de su capacidad. HRW responsabilizó también a la agencia europea Frontex, aunque la Comisión Europea la declinó porque ellos no determinan los destinos.