Cine

CRÍTICA DE CINE / «Los tres mosqueteros 3D»: Hay espadachines para rato

Dirección y guión: Paul W.S. Anderson. Intérpretes: Logan Lerman,Luke Evans,Ray Stevenson, Christoph Waltz, Milla Jovovich, Orlando Bloom. USA, 2011. Duración: 110 minutos. Aventuras.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Claro: Anderson, el director de la taquillera saga «Resident Evil», no estaba dispuesto a que se le escapara tamaña bicoca, o sea, una futura franquicia que ya despunta en el horizonte alrededor de los inmortales mosqueteros concebidos por Dumas. Es un decir, por supuesto: la versión filmada por este avispado cineasta recuerda poco al clásico inmortal de duelos, amoríos, rencillas y profundas animadversiones (estos franceses y sus locos enemigos) y más a un apabullante videojuego de penúltima generación que hará las delicias de los adolescentes, sobre todo, durante el muy ajetreado tramo final del metraje. Que conozcan la novela homónima o no importa algo así como un rábano, porque Anderson ha sabido atestar la película de los suficientes efectos especiales (y bastante potables, por cierto) y combates coreografiados al milímetro como para dejar con la boca abierta al público que tenía en mente. Utilizando, dicho sea de paso, el 3D con moderación, algo que honra al cineasta. Lejos, pues, de aquellos espadachines elegantemente interpretados por Douglas Fairbanks o Gene Kelly, los de Anderson parecen, por sus movimientos y posturas de las artes marciales, recién escapados de «Matrix». Y sí, apuesten lo que quieran: como la de los Wachowski, la cosa continuará.