Europa

«Me cuesta desmontar las mentiras del PP»

«La cuestión no es lo que ha hecho mal Herrera, sino lo que haría yo»

034CYL18FOT1
034CYL18FOT1

Valladolid- Acaba de recibir una llamada de José Luis Rodríguez Zapatero. Le pregunta por su niña, que ha tenido un problema de salud. Gracias a Dios, sin consecuencias. López disimula bien la fatiga anticipada de lo que aún le queda y lo que acumula de tantos días de campaña. Responde a todo.

- Usted insiste en aunar a la izquierda en torno al PSOE...
- Es que está dividida aquí y en toda España. El PP logra agrupar el voto que va de la extrema derecha al centro derecha. Cuando se dice que Castilla y León es de derechas, digo que no. La izquierda puede ganar.

- Pero, ¿esto es como el frente popular, señor candidato?
- Jamás. No descalifico al PP. Es una realidad con grandes ventajas para España. Prefiero que la gente de extrema derecha los vote a que afloren otras opciones políticas.

- Herrera aseguraba en estas mismas páginas que no puede debatir con quien no ha presentado su programa electoral.
- Cada día es una excusa nueva. En regiones con menos crispación se ha debatido. Ha habido entendimiento entre gobierno y oposición cuando hizo falta y, al llegar las elecciones, Herrera ha cambiado. A mí me gusta la gente que no cambia.

- Con la que cae, Herrera se encomienda a toda la Corte celestial. Usted, ¿sigue encomendándose a la Virgen de Hontanares?
- Eso sería objeto de una charla. Es algo íntimo y muy personal y, por cierto, difícil de explicar. Herrera lleva ventaja. La crisis ha tenido un coste para todos. Yo no percibo desgaste en el PSOE y me paso el día recorriendo pueblos, estrechando manos y hablando con la gente.

- Internet le encumbra entre los más activos en las redes sociales.
- Soy de la generación que empezó con el Spectrum, se pasó al PC y ahora al Ipad. He estado en twitter y facebook antes, durante y después de la campaña. La obligación de un político es escuchar y explicarse, y las tecnologías lo permiten.

- Escuchar y explicarse. ¿Qué es lo que más escucha en campaña y lo que más le cuesta explicar?
- Me ha impresionado la cantidad de rincones con gente reivindicando mejoras en la Sanidad. Lo que más me cuesta desmontar son las mentiras del Partido Popular.

- El PP insiste en que usted piensa más en su carrera política en Madrid que aquí.
- El tiempo hará justicia.

- Iniciaba uno de sus mítines con la canción «Vertigo», de U2. ¿Algún significado oculto?
- No. ¡Estamos en vértigo permanente! (ríe). Lo bueno de la campaña es que hacemos lo mismo que en el resto del año. Esto le cuesta más a Herrera, porque tiene que bajarse del coche oficial y ver a gente, algo que normalmente no hace.

- ¿Qué le reprochan?
- Me piden que dé más caña al PP, pero siempre es mejor en política un acuerdo regular a una buena bronca. La cuestión no es lo que ha hecho mal Herrera, sino lo que haría yo.

- El Primero de Mayo pudimos ver a 6.000 manifestantes cuando son 200.000 los inscritos en las listas del Ecyl en Castilla y León.
- Sí, pero cuando Renault se iba, nos movimos todos, como con la gestión del Hospital de Burgos o los oncólogos de Ávila. La sociedad se moviliza cuando ha de hacerlo.

- Pero, esas cifras contrastan.
- El problema del paro tiene causas complejas. Una cosa es lo que se dice en los mítines, donde todo se simplifica. Pero quien genera empleo es el empresario y la administración quien apoya. El modelo español ha sido un Ferrari, al que quitamos el freno de mano durante 30 años, y a veces esos coches van revolucionados y se calientan. Es hora de que España cambie el motor, y ponga uno con menos aceleración, pero más estable. Hay que cambiar el modelo de crecimiento a otro más lento pero más fiable.

- Crear empleo, fijar población, ¿Qué propuesta hace al respecto?
- El campo y la industria son las verdaderas necesidades de esta Comunidad. Tenemos un sector muy potente, que es el automóvil, pero hacen falta alternativas. En el turismo, saben que mi empeño es la nieve. Por otra parte, mi obsesión fundamental y donde yo creo que Castilla y León ha perdido más oportunidades: la logística.

- Oportunidades, futuro... pero eso pasa por las elecciones. ¿Con que se daría por satisfecho?
- Sólo compito para ganar y, desde luego, estoy en un partido que se creó para gobernar. Procuro ejercer en la oposición como si estuviera en el gobierno, pero he de reconocer que estar ahí me aburre. Quiero tomar decisiones; gobernar.

- A los empresarios, ¿qué les dice?
- ¡Que estén tranquilos!, porque si me eligen presidente hablaré con ellos. Son una especie a proteger. El problema de la crisis no lo han creado ellos, sino los especuladores. Es más, para mí, hay que poner un monumento al emprendedor que se juega sus recursos para producir y crear empleo.

- Las críticas al modelo autonómico no cesan.
- El sistema ha traído igualdad en la prestación de servicios. El problema es lo que viene. Cuando pasen las elecciones, habrá un debate sobre la Sanidad en España. De ahí que al PP se le haya escapado la palabra copago. En Castilla y León ya se experimenta esa fórmula. Se ha empezado en Burgos y se va a seguir por ahí si gobierna la derecha.

- ¿Hay que revisar el Estado del Bienestar?
- Está en revisión permanente. Es mi sistema, el que reivindico y en el que creo: economía de mercado sí, pero controlada y regulada y con políticas redistributivas y sociales.

- ¿Y cómo lleva usted, pensando así, que este gobierno, haya tenido que recortar tanto derecho social?
- Hemos cumplido con Europa. Otros no pudieron hacerlo y fueron intervenidos. Se hizo un recorte de izquierdas, frenando infraestructuras y rebajando sueldos públicos. No se han mermado los servicios.

- Las pensiones, sí.
- Las pensiones mínimas han subido el doble de la media durante los gobiernos de Zapatero. No se ha tocado ni la Dependencia, ni la Sanidad, ni la Educación. Los más débiles, que son los parados, tienen en el 80 por ciento de los casos cobertura por desempleo.

- Pero la Junta les reprocha aquello del «yo invito y tú pagas» en la Dependencia, sin ir más lejos.
- Puedo dar la vuelta al argumento: es competencia de la Junta, recibe financiación del Estado y muchas veces lo prestan otros. La asistencia la han dado siempre asociaciones, familiares y otros colectivos. Éste es uno de los retos en los que la Junta no ha entendido qué tiene que hacer. El gran reto es saber prestar los servicios sociosanitarios.

- Muchos ciudadanos se quejan de los peajes, por ejemplo en el acceso a Madrid...
- Sí. Es un negocio ruinoso inducido por el PP, del que las concesionarias están arrepentidas. El Ministerio de Fomento sabe que hay un problema y está dándole vueltas.

- ¿Los suprimirán?
- Es más prioritario en este momento invertir en Sanidad o en Educación que en rescatar un peaje que algunos se empeñaron en poner.

- ¿Cree que Europa está acabada?
- Cometimos un error. Había que fortalecer el club antes de ampliarlo. Si bien, hay una ecuación que no falla: país que entra en la UE, se democratiza para siempre y crece.

- La rama europea de Óscar López, ¿está aún por explotar?
- Me agrada su pregunta, porque a veces nos ponemos la boina y no salimos del terruño. Y Castilla y León se juega mucho en Europa.

- Jóvenes y mujeres son obsesiones en sus intervenciones, ¿cree que las amas de casa deben tener sueldo?
- Con la Ley de Dependencia que algunas amas de casa reciben la ayuda por cuidar de sus mayores. Me gusta ser serio en política y ahora mismo el reto es la austeridad.

- La Junta alude a constantes cortinas de humo por el Gobierno, ¿Vé usted alguna en Castilla y León?
- El PP en la Junta es capaz de hacer cuestión de Estado del chacolí de Burgos para demostrar que defiende la Comunidad.

- El PP quiere parecerse en algunas cosas al PSOE. ¿En qué se quieren parecer ustedes a ellos aquí?
- Quiero ganar elecciones. Herrera juega a partido único, trata de prometer una cosa y la contraria. Prometen todo a todos y eso no vale.

- Es un partido centrado en ti, dice su eslogan de campaña.
- Sí, es una formación en la que se puede confiar, aunque a continuación ellos desconfían de policías, jueces e incluso de ellos mismos.

- ¿Las espaldas de Óscar López se han ensanchado en el tiempo que lleva como líder autonómico?
- Son más anchas. Miren: todas las entrevistas de Herrera empiezan con dos palabras Óscar López acompañadas por críticas. ¡Yo estoy en la oposición! El PP no estuvo mal, pero no lo estuvo en el pasado.

- Ciertos sectores de la Iglesia se asustan pensando que puedan ustedes gobernar.
- La Iglesia sabe que no le ha ido nada mal con gobiernos del PSOE, entre otras cosas cuando hubo que revisar los acuerdos con la Santa Sede. Los postulados cristianos son muy parecidos a los socialistas. Otra cosa es la aplicación de los mismos y mi discrepancia con la jerarquía católica.


PERFIL
«Me avergüenzo de fumar»

Intenta llegar a casa con tiempo para bañar a sus niñas. Algo que se ha convertido en un reto. Lo consigue pocas veces. Óscar López no cuenta los cigarros que se fuma. Pero lo tiene claro: «hay que dejarlo. Es un vicio horroroso. Me avergüenzo de ello. Pero todavía no me he convencido del todo. Sé que me va a costar». La música y el cine siguen siendo sus pasiones. Ahora lee a Tony Judt. Ahora está con «Algo va mal», un libro ilusionante. Al líder socialista le gustaría que la izquierda leyera más a Judt. Sobre todo por el contenido pedagógico del historiador y profesor británico. El autor de «Posguerra».