Se impone el estilismo europeo

Kia renueva uno de sus modelos estrella, el Sportage, para seguir con éxito en un mercado muy competitivo.

Los diseñadores europeos de Kia han creado una carrocería muy atractiva y un interior espacioso con materiales de calidad.
Los diseñadores europeos de Kia han creado una carrocería muy atractiva y un interior espacioso con materiales de calidad.

Madrid.- Hace catorce años Kia, aún una promesa en Europa, lanzó la primera generación del Sportage. Un SUV moderno y de éxito que evolucionó en una segunda generación en 2004 y que, con su tercer rediseño, acredita no sólo un acertado modelo, sino también un incremento en la calidad de materiales empleados y un impecable ajuste de los mismos. El Sportage, del que ya se han vendido 860.000 unidades, de las cuales casi la quinta parte pertenece al mercado europeo, está fabricado en la planta de Eslovaquia, sede europea del grupo Hyundai-Kia.

Su actual evolución presenta unas líneas más acertadas, al gusto occidental. Lógico, ya que ha nacido en el centro de diseño de Fráncfort. Ha ganado nueve centímetros en longitud respecto al anterior y uno y medio en anchura. Resulta musculoso en sus líneas laterales, con una cintura alta, y en la trasera, pilotos que ascienden hacia el borde superior del portón. Las intermitencias rompen con los moldes actuales y se sitúan en la línea del paragolpes trasero. Sin embargo, la parte delantera del Sportage es muy estilizada y da al coche un aspecto deportivo.

De acuerdo con la tendencia del competitivo mercado, Kia reduce la gama del Sportage y ofrece cuatro motores, dos de gasolina y otros dos diésel, con potencias que oscilan entre los 115 y los 161 caballos. En España la gama se compone de los motores diésel 2.0 de 136cv y 1.7 litros y 115cv, y los de gasolina con dos bloques de 2,0 y 1,6 litros, que ofrecen potencias de 163 y 140 caballos respectivamente. El peso del conjunto se ha reducido en 91 kilos.

Puestos al volante, la impresión es que los acabados, como ya hemos señalado, son de buena calidad, así como los materiales empleados. Asimismo, todo a la vista ofrece un diseño muy atractivo, con el sello característico que presenta el fabricante coreano en sus modelos. Los clientes pueden elegir entre una tracción 4x2 o tracción total a las cuatro ruedas y transmisiones manuales de 5 o 6 velocidades o una automática de 6 marchas. Además, los precios para esta tercera generación del Kia Sportage van desde los 20.050 hasta los 34.000 euros, según la versión deseada.