Los atentados en el sur de Israel reactivan la guerra contra Hamás

Un triple ataque en el balneario israelí de Eilat deja al menos 15 muertos, siete de ellos terroristas. El Ejército hebreo bombardea la franja de Gaza

El autobús atacado hoy por los terroristas
El autobús atacado hoy por los terroristas

La espiral de violencia entre palestinos e israelíes ha vuelto a activarse después de uno de los peores atentados de los últimos años en Israel, en el que murieron al menos 15 personas. Las autoridades israelíes acusaron al grupo islamista Hamás de estar detrás de los tres asaltos coordinados en el desierto del Neghev, al sur de Israel, en la frontera con Egipto, que también se ha llevado parte de la responsabilidad.
Al mediodía, el autobús 392 de la compañía estatal Egged, que cubría el trayecto entre Beer Sheva y Eilat, fue asaltado por un grupo de hombres armados. A bordo del bus, familias y jóvenes que iban a la playa, y muchos soldados, que suelen usar este medio de transporte. Los militares no consiguieron repeler el ataque, pero el conductor del autobús es ya un héroe nacional pues, a pesar de las balas, siguió conduciendo, alejándose de los asaltantes, que huyeron. Desde ese momento el caos y el terror reinaron durante horas en la zona, donde las fuerzas de seguridad israelíes, sobre todo las unidades de élite antiterroristas, se desplegaron con celeridad y se enfrentaron con los milicianos, intentando bloquear su salida del país o su entrada a los núcleos habitados.
El desarrollo de los hechos es todavía confuso, pero poco después del primer atentado y a pocos kilómetros, un coche privado israelí fue atacado por otro grupo de hombres, que en los asaltos emplearon además de kalashnikov, cohetes de mortero y anti-tanque. Varias células estaban presentes en el área, según las informaciones reveladas por el Ejército, que fue objetivo del tercer ataque al estallar una bomba colocada en la carretera al paso de uno de sus vehículos. El saldo fue de 15 muertos: 7 terroristas y 8 israelíes, entre ellos un militar, además de una treintena de heridos, aunque la cifra podría aumentar, ya que, al cierre de esta edición, la situación todavía no estaba controlada en toda la frontera de Israel con Egipto.
Tel Aviv acusó a Egipto de haber perdido el control sobre el Sinaí, por donde los asaltantes se habrían infiltrado. De hecho, el Ejército egipcio tuvo que entrar esta semana para restablecer el orden después de que grupos supuestamente islamistas se hayan hecho fuertes allí desde la caída del ex presidente Mubarak en febrero y anoche anunciaba que había detenido a 20 sospechosos y descubierto un taller de fabricación de explosivos. Por su parte, Hamás negó rápidamente cualquier responsabilidad, pero su brazo armado clamó anoche venganza después del ataque que la aviación israelí lanzó sobre Gaza en represalia por los ataques. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que los que idearon los ataques habían sido eliminados. Poco después, varios cohetes salían de Gaza y aterrizaban cerca de la ciudad israelí de Ashkelon, sin provocar víctimas.


EL PEOR DÍA DESDE 2009
1.- Plomo Fundido
La operación en Gaza terminó a principios de 2009 y desde entonces no se había vivido un día tan sangriento como ayer, en el que murieron 15 personas.
2.- Excavadoras usadas como armas
En julio de 2010, dos atropellos dejaron tres israelíes muertos y 16 heridos en Jerusalén.
3.- El brazo de Hamás
El 31 de agosto del pasado año, Hamás reivindicó la muerte de cuatro israelíes. El ataque se produjo en un asentamiento judío de Kiryat Arba, en Cisjordania.
4.- Últimos ataques
En marzo de 2011, los cinco miembros de una familia del asentamiento de Itamar son apuñalados por palestinos. 12 días después, una bomba en un bus deja 20 heridos.