La Eurocámara amplía el permiso por maternidad a 20 semanas

La UE tenía una cuenta pendiente con la conciliación de la vida laboral y familiar. La Eurocámara respaldó ayer ampliar hasta las 20 semanas el permiso de maternidad con el 100% del sueldo, desde las 16 semanas actuales que se tienen en España, y más allá de las 18 semanas que defendía la Comisión Europea en su propuesta. La ampliación salió adelante tan sólo por siete votos: 327 eurodiputados a favor y 320 en contra.

La Eurocámara aprueba la ampliación de la baja de maternidad hasta las 20 semanas
La Eurocámara aprueba la ampliación de la baja de maternidad hasta las 20 semanas

En la votación de ayer en la ciudad de Estrasburgo, el pleno del Parlamento también solicitó que los Estados miembros den a los padres el derecho a una baja paternal remunerada de al menos dos semanas.

La nueva norma todavía deberá ser negociada con los Veintisiete Gobiernos de la UE, actualmente en fase de aplicación de severos planes de austeridad, y reacios a tener que ampliar las prestaciones sociales durante este periodo de crisis. Previendo este choque, la socialista portuguesa Edite Estrela, subrayó que «la maternidad no puede considerarse como una carga para los sistemas de seguridad social, es una inversión en nuestro futuro».

No son los únicos cambios. La mayoría de los diputados también aprobó las enmiendas por las que se prohíbe el despido de trabajadoras embarazadas desde el inicio del embarazo hasta al menos seis meses después de la finalización del periodo de baja maternal. Además, las madres tendrán derecho a regresar a sus puestos de trabajo o a puestos equivalentes, es decir, aquellos con el mismo salario y categoría profesional a los que tenían.

No obstante los cambios, que de ser aprobados por los Veintisiete deberían llegar antes de dos años, también cuentan con letra pequeña. Por una parte, se aprobó una enmienda en la que «respecto de las últimas cuatro semanas (...) un régimen nacional de permiso por razones familiares podrá considerarse como permiso de maternidad», en cuyo caso serán remuneradas con el 75% del sueldo. Además, obligan a las madres a que seis de las 20 semanas se tomen después del parto.