Seis meses o un milagro

José Tomás tras ser herido
José Tomás tras ser herido

Las consecuencias de una cogida como la que sufrió el diestro de Galapagar pueden ser devastadoras. El doctor Ramón Vila, facultativo de la plaza de toros de la Mestranza de Sevilla especulaba con una recuperación que se prolongue durante seis o siete meses, debido a los mútiples destrozos tanto de tejidos como de músculo que ha sufrido y a la posterior cirujía reparadora, que exige un tiempo de rehabilitación. Y en cualquier momento pueden surgir complicaciones. Pero con el madrileño nunca se sabe. Las primeras horas después de la cogida son decisivas y pueden marcar cómo será la evolución posterior. Los médicos coinciden en la importancia de esas 72 primeras horas, y la forma en que el diestro se ha recuperado en las primeras 24 ya ha hecho pensar a los médicos que José Tomás está hecho de una pasta especial. Si los primeros pronósticos se cumplen, el matador faltaría a compromisos importantes como la Feria de San Isidro de Madrid, donde tenía confirmadas dos tardes y de la que era principal reclamo. Muchos aficionados habían dormido varias noches frente a las taquillas de Las Ventas, pero también podría perderse otras plazas importantes, como la de Bilbao, Córdoba, Granada, Jerez, León o la de Nimes (Francia). La primera cita de José Tomás era en Jerez el 8 de mayo, y cerraba en Madrid el 12 de junio.