«Los alcaldes no necesitan consejo sino una financiación estable y suficiente»

El consejero de la Presidencia asegura que la crisis será positiva para que los municipios se agrupen voluntariamente.

De Santiago-Juárez y Jesús Julio Carnero, tras la reunión que mantuvieron ayer en la Diputación de Valladolid
De Santiago-Juárez y Jesús Julio Carnero, tras la reunión que mantuvieron ayer en la Diputación de Valladolid

Valladolid- Es uno de los temas del momento y se avecinan semanas intensas sobre su presente y futuro. La viabillidad de las diputaciones provinciales está en el candelero, sobre todo, después que Alfredo Pérez Rubalcaba presentase el pasado lunes su modelo de consejo de alcaldes.
La mayoría de fuerzas políticas, sociales y económicas coinciden en que las diputaciones deben dar un giro, modernizarse y adaptarse a los nuevos tiempos de recesión que corren. El problema es cómo. Y ahí populares y socialistas discrepan. No así Izquierda Unida que ya ha manifestado en más de una ocasión su rechazo a las diputaciones, a las que califica como el último reducto del caciquismo. Desde el Gobierno regional insisten en que las diputaciones no solo tienen futuro sino que son esenciales y vitales -sobre todo en Castilla y León, que cuenta con 2.248 municipios de los que el 70 por ciento tienen menos de 500 habitantes- para auxiliar y prestar servicios a estos pueblos.
El consejero de la presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, lo volvía a poner de manifiesto, tras proseguir con el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, la ronda de contactos que mantendrá con los nueve presidentes provinciales. «Son vitales porque son ellas las únicas que pueden auxiliar, dar soporte y asesorar a todos estos pequeños y medianos municipios», insistía, pese a reconocer que hay que redefinir su papel para adaptarlas al siglo XXI y modernizar algunas de sus funciones. Algo que también pasa, decía, por dar a estos organismo estabilidad económica. «Los alcaldes no necesitan consejo sino una financiación estable y suficiente», apuntaba el también portavoz de la Junta. Una reflexión a la que se sumaba también el presidente de la Diputación de Valladolid cuando pedía que, de una vez por todas, se apruebe una Ley de Financiación Local.
De Santiago-Juárez ve necesario adelgazar estas instituciones, pero también el resto de administraciones, para evitar duplicidades y ser más eficaces y eficientes. Y reiteraba su apuesta agrupaciones voluntarias de municipios, que considera que pueden tener como base las mancomunidades, además de afirmar que la crisis será positiva para que se puedan llevar a efecto estas agrupaciones. «Siempre será mejor relacionarse con 300 pueblos que con 2.248, y además daríamos voz a muchos municipios que ahora no la tienen», señalaba.
Ordenación del territorio
Por otra parte, el portavoz manifestaba la voluntad de la Junta de lograr el consenso de todos para ordenar el territorio y recordaba están trabajando para que ese gran pacto se cierre como máximo en junio del próximo año.
De Santiago-Juárez avanzaba que antes de que acabe el mes de septiembre se constituirá la mesa que se encargará de definir el nuevo modelo territorial, en la que estarán presentes los grupos políticos, las diputaciones, los municipios y los agentes del diálogo social, en aras de lograr este deseado consenso, y que de esa mesa saldrán después otros grupos de trabajo, que abordarán, entre otras cuestiones, la redefinición de las funciones de las diputaciones, el funcionamiento de los pequeños municipios, la organización de las grandes ciudades y sus alfoces, o la mejora de las relaciones y coordinación entre las instituciones provinciales y la Junta.


El PSOE responde a la Junta que empiece por dar ejemplo
Desde el PSOE de Castilla y León se felicitan de que la Junta comparta nuestra postura de reordenar el territorio y redefinir el papel de las diputaciones para adaptarlas al siglo XXI, pero echan en cara al Gobierno Herrera que antes de pedir la mejora de la financiación local para los ayuntamientos empiece por mejorarla también en la Comunidad. «Podrían empezar por dar ejemplo desde la Junta y dejar a los ayuntamientos que inviertan donde quieran porque ellos saben cómo, cuándo y dónde deben hacerlo», advertía Julián Simón de la Torre, secretario de Política Institucional y Municipal del PSOE, quien insiste en que los pueblos «no necesitan que la Junta les dé una propina para que inviertan en lo que al Gobierno regional le viene mejor». Simón de la Torre recordó asimismo que la modernización de las diputaciones no es una propuesta nueva, «ya que se puso encima de la mesa el año pasado por parte del ministro José Blanco y de Óscar López», y dio la bienvenida al PP y la Junta por sumarse a esta postura defendida por el PSOE.