La OEA descarta al candidato oficialista para la segunda vuelta

La Organización de Estados Americanos (OEA) habló, aunque con pocas esperanzas de ser escuchada.

El candidato Michel Martelly, tras una ofrenda en la Catedral de Haití

BUENOS AIRES- Ayer publicó el informe final con los resultados que otorgan una ventaja de 3.225 votos al músico Michel Martelly sobre el candidato oficialista Jude Celestin, tras restar a ambos –debido a las manipulaciones detectadas– parte de los sufragios que les otorgó el recuento oficial.

Sin embargo, la Comisión Electoral provisional de Haití anunció que no está obligada a cumplir con las recomendaciones del informe, que pide que Martelly pase a la segunda vuelta presidencial. Así lo constata una declaración difundida ayer por la Comisión, que señala que Celestin podrá presentarse a una segunda vuelta aún sin fecha.

A todo este caos electoral hay que sumar la presencia de un cadáver político dando vueltas por la isla. El ex dictador Jean Claude Duvalier, conocido como «Baby Doc», ha regresado a Haití «para quedarse», según confirmó ayer su abogado, que incluso abre la puerta a una vuelta del antiguo mandatario a la política.

El ex dictador llegó al país el pasado domingo y fue trasladado ayer a dependencias oficiales. La Fiscalía le imputó delitos de corrupción y robo de fondos públicos durante su mandato (1971-1986). El juez tiene 30 días para decidir si archiva el caso o inicia un procedimiento.