Brindar antes de tiempo por Daniel Portero

ETA lo ha dejado claro: no se disuelve. Además, ha dado un ultimátum al Gobierno de Rajoy. El ministro del Interior ha respondido de forma contundente: no hay nada que negociar ni con asesinos ni con los que les hacen la ola. Algunos se apresuraron para descorchar las botellas de champán cuando ETA anunció hace algo más de seis meses el mal llamado «cese definitivo de de la actividad armada». En la misma sintonía, otros lloraban de alegría por imaginar que ETA lo dejaba definitivamente. No eran más que ilusos y aprovechados de las circunstancias preelectorales que pretendían sacar rédito a las elecciones generales del 20 de noviembre. La historia de la organización terrorista está dando la razón a los que nunca hemos creído ni una sola palabra de aquellos que tanta sangre han derramado. Por ello, el Ministerio de Interior ha dejado claro que se encuentra en situación de alerta y que se van a detener a todos aquellos que forman parte de esta organización terrorista y que recientemente se han incorporado a las filas etarras. ETA está débil, y si no se disuelve habrá que provocar su disolución deteniendo a todos sus integrantes.

 

Daniel Portero
Presidente de Dignidad y Justicia